Juan Sendra

Socio de pleno derecho de A.S.E.T.H.A.N. y S.E.C.O.T. Málaga y estudiante universitario de Filosofía empresarial

Observaciones para activar la imaginación, pensamiento e ideas vía los Sénior

Michel Angeló dijo: "Estoy todavía aprendiendo".

Estamos siempre aprendiendo y con la idea de siempre guardar como meta: D. Tomás Pascual (Q.E.P.D) en este sentido dijo "Nosotros vs. Yo".

Nunca deberemos olvidar que hoy estamos donde los pensamientos nos han llevado y mañana estaremos donde nos lleven nuestros pensamientos. Muchas de las razones por las cuales los humanos no consiguen sus sueños, es debido a que se desean cambiar los resultados sin alterar sus pensamientos.

Cuanta más dedicación se dedique a los buenos pensamientos, muchos más positivos pensamientos deslumbrarán a las personas. 

Y es que se ha confirmado que la gente sin éxito focaliza sus pensamientos en sobrevivir, la gente promedio los focaliza en salvaguardar su pensión alimenticia, y la gente con éxito los focaliza sobre el progreso. El noventa por ciento del éxito es saber lo que uno desea y conocer el precio para obtenerlo.

La meta es añadir valor a la idea y al pensamiento, y así exceder a las expectativas cuando la cuestión o argumento se le presenta a uno. La única cosa que se posiciona entre un hombre y lo que él desea de la vida, es muy a menudo simplemente la voluntad de intentarlo y la confianza en creer que es posible. 

Se sabe que érase una vez un hombre abatido que se dejo leer la palma de su mano por un adivino, el cual le dijo que sería pobre e infeliz hasta los 45 años. Entonces él tuvo un pensamiento y le preguntó "¿Qué sucederá cuando llegue a los 45 años?", y el adivino le contesto: "Te habrás acostumbrado a ello". 

No existe mejor medicina que la esperanza, ningún incentivo es tan grande ni ningún tónico tan poderoso como la esperanza o expectativa de conseguir algo para el día de mañana. 

¿Observamos de qué manera afectan a los pensamientos y a cómo se actúa según el humor-mal humor? Cuando se está feliz se tiene mucha energía, y deseos de ser empático con todos, y todos los trabajos se realizan con mucha rapidez y competencia. Mientras que en los días en los que se hace peor el trabajo, se carece de paciencia, tanto con los colegas como con la familia.

Nunca seremos lo que queremos si no cooperamos al respecto.

Una buena y constructiva idea-método puede ser:

1.- Guardar el iPad o un lápiz y papel en la mesita de noche para apuntar las ideas que pueden desarrollarse en el pensamiento cuando se está descansando en la cama.

2.- Encontrar lugares apropiados en donde se pueda pensar y acto seguido plasmar los pensamientos por escrito en papel de tal manera que no se olviden. Sucede que cuando uno halla un lugar ideal o apropiado para pensar, los pensamientos también encuentran un lugar en la persona. 

Aprendiendo a escribir se aprende a pensar. Como norma uno no sabe algo con precisión o claridad a menos que lo haya plasmado por escrito antes. Cuando se expone la semilla o germen de una buena idea a la gente apropiada, este original pensamiento muy a menudo crece arrastrado con visión, poder e impacto.  

Esta gente es la que quiere, conoce, adhiere y da a conocer a la persona su visión e idea. Los pensamientos son quizás los precursores e incluso la madre de las ideas, las cuales son probablemente las cosas más poderosas y útiles en el mundo. 

Para los más jóvenes es útil recordar que muchas veces, tener razón demasiado pronto es estar equivocado. Una vez que se ha encontrado a la gente apropiada que ayude a extender los pensamientos, se debe encontrar el medio de expandirlos.

Las ideas suelen ser frágiles cuando ven el amanecer, si se intenta implementarlas demasiado pronto, y se tienen muchos más nones, que partidarios, difícilmente  sobrevivirán. 

¿Qué utilidad tiene el pensamiento si no tiene aplicación en la vida real? Los pensamientos separados de la acción, no pueden ser productivos. Cuando se puede desarrollar la disciplina del buen pensamiento y hacerlo un hábito en el día-día de la vida, es cuando se es realmente productivo toda la vida. 

Y para ello debemos tomar como hábito: leer libros, revistas, sumarios de negocios, escuchar libros en audio y en Podcasts (emisión de radio o tv, que un usuario puede descargar de internet mediante una suscripción previa y escucharla tanto en una computadora como en un reproductor portátil), participar en programas, ver videos y de manera especial invertir tiempo con los buenos pensadores. 

Independientemente de lo que se decida realizar en la vida, ayuda el ir al lugar apropiado en donde ocurren-producen los buenos pensamientos, tomar papel y lápiz, y prestar atención de llevarlos a la escritura. Y recordar siempre que pensar es una disciplina.

Una posible buena fórmula para ayudar al éxito: "Pensar cosas con normas y luego seguirlas con conclusiones".

El aprendizaje -y de manera más especial, la investigación y el desarrollo- se encuentra en el núcleo del éxito.

A los más jóvenes: Una buena preparación es tener la mitad de la batalla ganada.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión