Juan Sendra

Socio de pleno derecho de A.S.E.T.H.A.N. y S.E.C.O.T. Málaga y estudiante universitario de Filosofía empresarial

Observaciones para activar la imaginación, pensamiento e ideas vía el Sénior (XII)

El pensamiento altruista nos hace formar parte de algo mucho más importante que uno mismo y además crea un legado. Mucha gente reconoce/admite el valor del pensamiento desinteresado y está de acuerdo que es una habilidad que les gustaría adquirir. 

 

Un buen comienzo para cultivar la habilidad del pensamiento altruista, es poner/admitir a los otros primero. Uno debe considerar pensar menos sobre los deseos propios y empezar a pensar en las necesidades e intereses de los demás.

 

El nivel más alto del pensamiento de los altruistas aparece cuando uno da el máximo de sí mismo, a otra persona, para su  personal desarrollo del bienestar humano-social-económico. Si se desea ser una clase de persona que invierte en gente, es bueno considerar a los demás y a su trayecto o recorrido y así poder colaborar con ellos.

 

Cada relación o amistad es parecido a una asociación creada para beneficio mutuo. A medida que se avanza en una relación, piense como puede invertir en la otra persona para que la relación sea una situación de: ganar-ganar. Algunos ejemplos de cómo las relaciones/amistades más a menudo se materializan:

Yo gano, tú pierdes; yo gano sólo una vez.

 

Tú ganas, yo pierdo; tú ganas sólo una vez.

 

Los dos ganamos; los dos ganamos muchísimas veces.

 

Los dos perdemos. Adiós a la asociación-unión-corporación-grupo.

 

Las mejores relaciones son las de: ganar-ganar. ¿Por qué no hay más gente que se dedica a entrar en las relaciones/amistades con esta actitud? 

 

Probablemente es debido a que la mayoría de la gente quiere asegurarse de ganar el primero. Los pensadores altruistas, van a la relación/sociedad, con la idea de que sea la otra persona la que gane primero. Simplemente esto es lo que hace la diferencia.

 

Los grandes líderes tienen siempre un corazón para la gente. Saben sacar tiempo para la gente. Ven a la gente como la razón para ayudar a conseguir el resultado final, no sólo una herramienta para llegar al resultado ganancial neto. 

 

Hoy probablemente sólo puede haber innovación si existe un conocimiento dentro de la empresa que otras no tienen. La innovación tanto en las pequeñas empresas como en las más grandes, nace de un conocimiento adicional/diferente al de los competidores más directos.

 

Las empresas, todas, deberán preservar el conocimiento crítico y retenerlo antes de que se vaya, las organizaciones deberán esforzarse en esto. 

 

Cuando el talento sénior se va, la empresa pierde conocimiento implícito y formas de hacer. Es necesario redirigir los esfuerzos de contratación del talento más maduro, ya que hay perfiles muy interesantes. 

 

Hoy y cada vez más, no sólo desaparecen profesiones de toda la vida, y emergen otras nuevas sino que el mismo concepto de trabajo cambia. No hay nada peor que estar en un trabajo en el que ya no se aprende y en donde se apalanca uno en la zona de confort.

 

La posibilidad de tener o haber tenido diferentes ocupaciones en distintas empresas, lejos de ser algo malo para el currículo, está siendo cada vez más valorado, al fomentar la capacidad de adaptación y empuja el crecimiento de las personas al estimular su capacidad de aprendizaje.

 

Las empresas pequeñas y grandes, deberán adecuar sus necesidades cada día y, por tanto, todos deberán ser conscientes de que se tiene que ser muy flexible, formarse y cambiar. La pedagogía práctica a todos los empleados departamentales ayudará a mejorar la gestión y será el punto que resultará vital para poder mejorar la innovación, calidad y valor añadido en el servicio del día a día. 

 

Hoy todavía en casi todas las empresas, sólo se informa de los precios de venta, pero no existe pedagogía del conocimiento del coste de cada artículo de compra vs. el de venta, se sigue considerando que es un tema sólo de un departamento determinado... "ajeno al servicio práctico del día a día". 

 

Hoy ya no puede ser así, la innovación vendrá por conocer y saber los costes de cada producto o artículo vs. su precio de venta; referidos al departamento concreto, los empleados todos, con esta innovación podrán ayudar aportando sus ideas prácticas al adelgazamiento de costes, sin que por ello signifique alterar o quitar calidad al Sr. Cliente: posibles ejemplos de algunos procedimientos: USALI, LEAN, A,B,C, o simplemente con enseñar la realización del escandallo de cada producto o artículo a consumir. 

 

Todavía existe algo que se resiste ante este cambio inevitable: la cultura corporativa, es decir, la manera de hacer las cosas en las organizaciones.

 

Japón es probablemente el país en donde más pedagogía existe, su razonamiento es simple: desde la infancia se les repite e inculca que "Somos un país pobre, sin riqueza propia, sin materias primas tales como: petróleo, minerales, etc.", luego desde la infancia, se les inculca que su diferencia será la innovación en la preparación y formación continua de por vida, es decir, la práctica del: "Kai-zen".

 

La "learnability" es un anglicismo que se define como la curiosidad y la capacidad de aprender nuevas habilidades para mantenerse empleable a largo plazo, y ya es una necesidad. 

 

Un análisis de la empresa Manpower Group advierte de que un 45% de las tareas actuales de los puestos de trabajo existentes podrían automatizarse con la tecnología.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión