Juan Sendra

Socio de pleno derecho de A.S.E.T.H.A.N. y S.E.C.O.T. Málaga y estudiante universitario de Filosofía empresarial

Observaciones para activar la imaginación, pensamiento e ideas vía el Sénior (X)

Por primera vez en la historia cinco generaciones distintas convivirán en las organizaciones. Aprender de profesionales más jóvenes y mayores que nosotros es una fuente de formación única que impacta directamente en cómo se hacen las cosas. Determinar quién enseña a quién y aprovechar la conexión de generaciones es la principal fuente de talento y creatividad. Las identidades se basan en la trayectoria y en la experiencia, no en la edad. Un millennial puede ser mentor de software de su abuela y aprendiz de su padre.

Aprender, ganar, devolver, son las tres fases de la vida. La primera de las tres debería dedicarse a la educación, la segunda a desarrollar una carrera profesional para llevar una vida digna, la tercera devolver a los demás lo aprendido -devolver algo es gratificante y merece el mejor reconocimiento-. Cada fase parece estar preparada para la siguiente.

Participar conjuntamente en los pensamientos atrae más madurez, que sólo pensar por uno mismo. Ejemplo: unos han tenido experiencias que yo no he tenido, pero yo he tenido experiencias que otros no tienen. Si juntamos y ampliamos el historial de cada uno, la sociedad mejorará. Si uno carece de la experiencia que necesita, es aconsejable conectar con gente que la tiene.

Compartir pensamientos es también más importante que el pensar sólo por uno mismo. "Dos caballos que aúnan sus esfuerzos son más fuertes que lo que son cada uno individualmente". ¿Se sabe que cuando cabalgan juntos son capaces de manejar más peso, que el que pueden individualmente? La sinergia entra en juego al trabajar todos conjuntamente. La misma clase de sinergia desempeña su papel principal cuando la gente piensa conjuntamente.

Está demostrado empíricamente que el pensamiento compartido rentabiliza altamente el retorno más alto de prestigio. Esto sucede debido a la acción y a la combinación del pensamiento compartido. También ofrece otros beneficios. El retorno que se recibe del pensamiento compartido y sus experiencias puede ser muy grande.

Un antiguo colega y amigo, me enseñó la observación de que la palabra conexiones, "net work", es la llave a la perspectiva hacía un mundo más decente.

Es sabido que cada uno de los problemas que se tienen y viven-bien sea en familia, en el trabajo, en la patria, o en el mundo- es esencialmente un asunto de relaciones, y de interdependencia. En mis tiempos de infancia en las escuelas el profesor raramente ponía énfasis en el trabajo en equipo con el fin de buscar contestaciones grupales.

Todas las respuestas mejoran cuando se hace el mejor uso de los pensamientos de los pares. Si cada uno tiene un pensamiento, y todos juntos tenemos dos o más pensamientos, todos tendremos el potencial de conseguir un enorme pensamiento.

Mucha gente gusta de participar naturalmente del pensamiento compartido. Tan pronto como observan un problema ellos piensan "¿A quién conozco que me pueda ayudar en este tema?"

Los grandes y efectivos líderes tienden a reaccionar de este modo. También lo hacen los extrovertidos. Para ayudar a mejorar la habilidad de engancharse al pensamiento compartido primero se aconseja valorar las ideas de los demás. Si no se hace, uno tendrá  las manos siempre atadas.

¿Cómo se sabe si uno desea la aportación de los demás? Se aconseja indagar las siguientes consultas:

-¿Soy emocionalmente sólido? La gente que está falta de confianza y está preocupada acerca de su status, posición, o poder tiende a rechazar las idea de los otros, protegen su influencia o territorio, y mantienen  a la gente a distancia. Sólo las personas seguras de sí mismo consideran las ideas del prójimo.

-¿Damos valor a la gente? Si no se valora y respeta el valor de las personas, tampoco se valorarán sus ideas. Si se valora a la gente, se agradará invertir tiempo con ella, escucharla, se querrá ayudar, se aceptará su influencia y se la respetará. Las personas que valoran la cooperación y comparten los pensamientos desean completar sus ideas entre sí.

Si alguien pregunta poder compartir ideas, se sugiere focalizar en la ayuda al equipo, no tomar la delantera personalmente, el futuro está en: pasar de la rivalidad hacía la cooperación.
Cuando se reúne a la gente para compartir sus pensamientos, es bueno elogiar la idea mejor que la fuente de la idea. Si la mejor idea siempre gana, todos compartirán sus pensamientos con gran entusiasmo.

Cuando se invierte tiempo con alguien para compartir ideas se debe disponer de una agenda. Cuanto más se respeta la sabiduría y sensatez de la persona. Cuanto más se le escucha y aprecia, es aconsejable dejarle hablar, escuchar, tomar nota, y hacer un análisis al final. Indiferentemente de con quién se desarrolle el compartir pensamientos, se sugiere considerar lo que se puede  ofrecer y lo que se puede obtener de las expectativas recibidas.

Al preparar una sesión para compartir los pensamientos, el secreto es tener al lado a la gente apropiada y altamente efectiva, se sugiere utilizar los siguientes criterios para dicho proceso: escójase a la gente que:

1- Primero y, sobre todo, los que desean el éxito de las ideas.

2- Los que puedan añadir valor a los pensamientos de los demás.

3- Los que pueden mantener emocionalmente  la conversación.

4- Los que saben apreciar otros esfuerzos y fortalezas.

5- Los que saben apreciar su lugar de valor en la mesa.

6- Los que sitúan lo que es mejor para el equipo en lugar de ellos mismos.

7- Los que poseen madurez, experiencia y éxito en el asunto o cuestión.

La fuerza del equipo es la fuerza de cada miembro. La fuerza de cada miembro es el equipo.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión