Juan Sendra

Socio de pleno derecho de A.S.E.T.H.A.N. y S.E.C.O.T. Málaga y estudiante universitario de Filosofía empresarial

Nuevas tendencias en las funciones de recursos humanos y la importancia de la fe en uno mismo

Actualmente, en toda Norteamérica, Europa y Asia, los ejecutivos de Recursos humanos están considerando o realizando planes para externalizar (outsourcing) toda o parte de las funciones de Recursos Humanos. Externalizar es la palabra de moda empresarial; no es simplemente una manía.

La externalización les deja libres para que puedan reconcentrar sus energías fuera de esas tareas administrativas tan laboriosas y hacia funciones estratégicas de alto nivel.

Es muy importante comprender las implicaciones estratégicas y los pasos prácticos que deben seguirse cuando se toma la decisión de externalizar.

Algunas etapas a considerar o tomar ante una decisión de externalización:

1- Establecer unos objetivos organizacionales claros a corto y a largo plazo, y buscar el consenso.
2- Realizar un análisis del coste y de la rentabilidad de la inversión.
3- Investigación y planificación.
4- Establecer un calendario.
5- Elegir la empresa proveedora que mejor encaje con las necesidades y personalidad de la empresa.
6- Negociar un buen contrato.
7- Comunicar al personal de recursos humanos y al resto de la empresa la decisión.
8- Controlar la asociación recién formada.
9- Elaborar un programa.
10- Supervisar la actuación y el cumplimiento de lo pactado.

Un modelo de solicitud de ofertas es un reto, debe introducir información sobre los antecedentes de la empresa y la función de RRHH que se puedan desear externalizar.

Una buena solicitud deberá incluir:

1- Antecedentes de la empresa, número de empleados, etc.
2- El tipo de actividad que se desea externalizar.
3- Información detallada del perfil de la empresa de externalización.
4- La capacidad de comunicación y formación del proveedor.
5- Cómo se realizará la conversión y quién la llevará a cabo.
6 - Qué informes periódicos se elaborarán. 7- Informar de las capacidades, comprobar la marcha del proceso y una copia de las responsabilidades acordadas.
8- Detallar precio y un ejemplo de contrato de servicios del proveedor.

La comunicación de una decisión de externalización pasa siempre por varias etapas estratégicas:

1- Anticipar sus cuestiones y preocupaciones. 2- Evaluar el tipo de comunicación que mejor encajará en cada uno de esos sueños.
3- Decidir el contenido de cada una de las comunicaciones.
4- Estudiar y discutir la programación.
5- Definir claramente lo que va a externalizarse y lo que no.
6- No ignorar el ‘porqué’. Los empleados lo quieren saber.
7- Comunicarse con todos los empleados, desde los que ocupan los puestos de infantería hasta los altos directivos.
8- Mantener el ímpetu de las comunicaciones desde el principio hasta el final del proceso.

Como tantas cosas en la vida, casi todo depende de la actitud. ¿Un buen ejemplo?:
Abriendo puertas sin miedo… En una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto: a sus prisioneros, no los mataba… los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado, y una inmensa puerta de hierro del otro, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre… En esa sala, les hacía formar un círculo y les decía: -Ustedes pueden elegir entre morir a flechazos por mis arqueros o pasar por aquella puerta… detrás de esa puerta, yo los estaré esperando.

Todos elegían la guerra, un soldado que por mucho tiempo había servido al Rey, se dirigió al soberano:

- Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?
- Dime soldado.
- Señor, ¿qué hay detrás de esa puerta?

El Rey le contestó:
- Ve y mira tú mismo.

El soldado abrió temerosamente la puerta, y a medida que lo hacía, rayos de sol entraron y la luz invadió el ambiente…
Finalmente, sorprendido, descubrió que la puerta se abría sobre un camino que conducía… ¡a la libertad! El soldado, embelesado, miró a su Rey, quien le dijo:

- Yo les daba la oportunidad de hacer una elección, ¡pero por temor preferían morir a arriesgarse a abrir esta puerta!
¿Cuántas puertas dejamos de abrir por miedo a arriesgar?
¿Cuántas veces perdemos la libertad y morimos por dentro sólo por sentir miedo de abrir la puerta de nuestros sueños?

“Soy solamente una persona: pero aun así soy alguien. No soy capaz de hacer todo, pero aun así soy capaz de hacer algo. No renunciaré a hacer lo poco que pueda”.
Hellen Keller.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión