Rafael Fuentes

Dr. en Ciencias Económicas y Empresariales @RafaFuentesGarc

Lo conocido y el misterio

…lo conocido.

Lo conocido: España es el tercer país receptor de turistas internacionales del mundo, con unos 70 millones de visitantes, por detrás de Francia y Estado Unidos.

Lo conocido: España es el tercer país receptor de ingresos por turismo internacional del mundo, con unos 65 mil millones de dólares, por detrás de Estado Unidos y China.

Lo conocido: España vive del turismo, es el verdadero motor del crecimiento de los otros sectores económicos y del empleo.

Lo conocido: en España se encuentra la sede de la Organización Mundial del Turismo, máximo órgano turístico a nivel mundial y único organismo de las Naciones Unidas, con sede en nuestro país.

Lo conocido: nunca un español o española, fue Secretario General de la Organización Mundial del Turismo (OMT), en sus más de 40 años de existencia.

Lo conocido: en el mes de mayo se celebrará en Madrid el Consejo Ejecutivo de la OMT para elegir al próximo Secretario/a General para el periodo 2018-2021.

Lo conocido: se han presentado siete candidaturas para ese importante puesto, quizás el más importante, dentro de la actividad turística mundial.

Lo conocido: ese Secretario/a General, podrá decidir las políticas a desarrollar, los programas pilotos a implantar, los territorios a potenciar, los segmentos a fomentar, los congresos a celebrar, los destinos a premiar, etc.

Lo conocido: de las siete candidaturas, ninguna la propone el Gobierno español, siendo evidente que en España tenemos los mejores profesionales y gestores públicos a nivel internacional.

…y el misterio.

El misterio: ¿por qué cojones ha pasado esto?

El misterio: ¿por qué el Gobierno español no ha impulsado una candidatura?

El misterio: ¿por qué al Gobierno español le da igual lo que pase en el sector turístico?

El misterio: ¿tiene algún interés el Ministerio de Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (vaya nombrecito raro que le pusieron), por el sector que mejor aguanta las crisis económicas y que antes potencia su crecimiento?

El misterio: o mejor todavía ¿sabe alguno de mis nueve lectores quien es el Ministro de Turismo del Gobierno español?

El misterio: ¿sabe ese Ministro o Ministra qué es la Organización Mundial del Turismo y la potencialidad que tiene para un país poder presidirla?

Dejemos lo conocido y los misterios, y vayamos al grano del asunto, que para mí es muy importante…, aunque para otros parece claro que no merece la pena ni preocuparse.

Resulta que hace unos días se cerró el plazo para presentar las candidaturas a Secretario/a General de la OMT, y según nos enteramos por su propia web, las candidaturas recibidas y que se han presentado debidamente acompañadas de la documentación requerida (carta del candidato, curriculum vitae y declaración de intención política y de gestión), con la carta de apoyo del Gobierno del país que respalde al candidato, son las siguientes:

• Armenia: Sr. Vahan Martirosyan, presentada con el apoyo del Gobierno de Armenia
• Brasil: Sr. Márcio Favilla, presentada con el apoyo del Gobierno de Brasil.
• Colombia: Sr. Jaime Alberto Cabal Sanclemente, presentada con el apoyo del Gobierno de Colombia.
• Georgia: Sr. Zurab Pololikashvili, presentada con el apoyo del Gobierno de Georgia.
• República de Corea: Sra. Young-shim Dho, presentada con el apoyo del Gobierno de la República de Corea.
• Seychelles: Sr. Alain St. Ange, presentada con el apoyo del Gobierno de Seychelles.
• Zimbabwe: Sr. Walter Mzembi, presentada con el apoyo del Gobierno de Zimbabwe.

Ni que decir tiene que cada una de esas siete personas tienen todo mi respeto y admiración… aunque no tenga ni idea de quienes son.

Lo que sí sabemos, es que a Armenia han llegado en 2015 uno 680.000 turistas (seguramente la mitad que a Ronda), que a las Islas Seychelles han llegado unos 276.000 turistas (como a algunos de nuestros complejos hoteleros), a Zimbabwe unos dos millones, a Colombia unos tres millones, a Georgia, unos 2,2 millones, a Brasil, unos 6,3 millones y a Corea (la del Sur, claro, de la del Norte no sabemos ni si hay hoteles) unos 13,2 millones.

Y como ya habréis sumado, entre esos siete países suman unos 28 millones de turistas internacionales, que no llega ni a la mitad de los recibidos por España.

Insisto, no creo que tenga que recaer un puesto de esas características en un representante de uno de los países más desarrollados en la materia correspondiente, no. Pero estoy convencido que España se merece haber tenido un o una Secretaria General en los más de cuarenta años de existencia de la Organización Mundial del Turismo. Eso parece claro.

En definitiva, que España vuelve a no aprovechar la ocasión y no propone a nadie.

Quizás diréis: "pero Rafa, ¿qué tiene que ver el Gobierno, si son las personas las que se 'proponen'?". Pero no, no es así. Quien propone es el Gobierno y no se "autoproponen" los candidatos. Así de clarito lo dice el "Procedimiento y calendario de elección de Secretario General", que en sus normas de elección señala claramente que las candidaturas se someten oficialmente al Consejo de la OMT por los "gobiernos de los países de los cuales sean los candidatos y candidatas".

Y lo que me parece una auténtica barbaridad, una incapacidad y una falta de visión estratégica… como para pegarle un coscorrón al irresponsable de turno, es que el Gobierno español no haya impulsado ninguna candidatura al más importante puesto a nivel mundial. Oigan, proponga a un españolito o españolita con méritos turísticos reconocidos a nivel internacional (que hay unos cientos), y si no es elegido, no pasa nada, pero por lo menos, debemos proponerlo. Los demás países con peso turístico y pertenecientes a la OMT han tenido su "cuota de poder" en los órganos decisorios. España, que recuerde y mejor olvidarlo, incentivó la candidatura de asesora al Secretario General, que es un puesto puramente técnico, a la experta turística… Ana Botella (sin comentarios y sin descojonarse de risa).

En definitiva, que no hay más mosqueo que me pueda dar, que la inactividad, la pasividad, el pasotismo… y sobre todo si es en algo tan importante, como el sector estratégico de nuestro país. Qué mínimo que presentar a alguien, hacer lobby para su elección, poner al turismo español en el lugar Institucional que se merece.

El desánimo absoluto es cuando te das cuenta que ni se intenta. Y ya hay demasiadas cosas que ni se intentan.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión