Rafael Fuentes

Dr. en Ciencias Económicas y Empresariales @RafaFuentesGarc

El teatrillo turístico

Empieza el nuevo curso turístico, empiezan las nuevas promesas de mejoras, empiezan las nuevas reuniones post vacacionales… y empieza la temporada de teatro. Y vosotros diréis, ¿qué tiene que ver eso Rafa? Pues que lo que os cuento a continuación, está relacionado con una obra de teatro de tres actos sobre las reuniones turísticas. Y todo ello puede ser imaginado, o no, como en muchas obras de teatro. Vosotros decidís.

Primer acto: reunión de la Asociación de Empresarios

Imaginaros una reunión de empresarios, de cualquier actividad, en cualquier zona turística (en nuestro caso, de Moncamar).  Abre la reunión el presidente de la asociación, diciendo:

- Buenos días, empezamos la reunión con el orden del día que enviamos el pasado día 12.

Prosigue el presidente diciendo:

- Primer punto, temas a tratar con el Ayuntamiento sobre mejoras turísticas en el municipio. Tiene la palabra el Vicepresidente responsable de temas institucionales y turísticos. Cuando quieras, Jorge.

Y empieza Jorge a hablar:

- Ya sé que me vais a decir que no vale para nada volver a reunirnos con la alcaldesa y con el concejal de Turismo, que ya lo hemos intentado varias veces y nos prometen que arreglarán los cinco puntos que les reclamamos y después no nos hace ni puñetero caso, pero creo que debemos tener otra reunión con ellos, y aunque quizás no valga para nada, habría que intentarlo. ¿Quién me acompañaría?

Levantan la mano tres asistentes para pedir la palabra.

- Eso no vale para nada, es perder el tiempo. Te van a decir lo mismo y van a hacer lo que quieran, como siempre hacen -apunta Laura.

- Deberíamos estar ya escarmentados. Hay elecciones el año que viene, y a estos no les importa el turismo, sólo los votos, así que seguro que arreglarán alguna plaza o inventarán algún acto en los barrios para conseguir esos votos que les haga seguir cuatro años más -afirmaba Félix un poco alterado.

- Qué ganas de perder el tiempo tienes Jorge, si son unos inútiles.

Antonio, presente en la reunión y que escuchaba eso, empieza a hablar: 

- Hombre, pues yo estoy de acuerdo con Jorge, creo que hay que intentarlo, llevan ya dos años y ya van entendiendo que esto del turismo es muy importante, así que quizás ahora nos hagan caso. Cuenta conmigo para esa reunión -apostilló Antonio.

- Ese es el problema -interrumpió Alberto-, que cuando están empezando a aprender, los cambian... así llevamos toda la vida.

- Es verdad -añadió Gregorio-, si esto funciona es gracias a nosotros, nada más que por nuestros esfuerzos. Somos los empresarios los que hacemos de Moncamar un destino turístico, a pesar de los políticos.

Y como en cualquier reunión de ese tipo, empezó todo el mundo a hablar, donde las críticas al equipo de gobierno de turno de nuestro Ayuntamiento imaginario; era lo normal, en nueve de cada diez intervenciones. Al final, el presidente termina el debate diciendo:

- Está bien, se acabó. Quedamos que Jorge y Antonio van a tener la reunión con el concejal de Turismo. A propósito, curioso que hayan puesto a un profesor de Geografía como concejal de Turismo… de geografía entenderá, pero de turismo…

A lo que se interrumpe el discurso por las carcajadas de los asistentes. Y termina diciendo:

- Además, como no están haciendo nada, todo lo que puedan hacer, será bienvenido.

Segundo acto: reunión del equipo de gobierno del Ayuntamiento

Imaginaros una reunión del equipo de gobierno, de cualquier Ayuntamiento, en cualquier zona turística, en nuestro caso de Moncamar. Abre la reunión la alcaldesa del Ayuntamiento, diciendo:

- Buenos días, empezamos la reunión con el orden del día que enviamos el pasado día 12 (en esto es en lo único que van a coincidir).

Prosigue la alcaldesa:

- Tiene la palabra nuestro compañero Pepe Luis, concejal de Turismo, que nos va a hablar de las actuaciones turísticas a realizar. Pepe Luis, cuando quieras.

- Buenos días, alcaldesa, compañeros y compañeras. Como sabéis, estamos desarrollando un ambicioso plan de actuaciones turísticas en el municipio. Actuaciones de limpieza, de seguridad, de información, de embellecimiento, de apoyo a empresarios, de mejora de las playas, etc., etc. 

Y proseguía:

- Nunca en la historia de Moncamar se había apoyado tanto al sector turístico y a los empresarios turísticos, aunque entre nosotros hemos de reconocer que empresarios, lo que se dice empresarios, no existen en nuestro municipio.

En este momento interrumpe, Manolo, el concejal de Fiestas:

- Llevas razón, Pepe Luis, aquí no hay empresarios turísticos que miren por el futuro de Moncamar, sólo quieren hacer caja en el corto plazo y no tienen visión estratégica.

- Así es -apostilla María Jesús, concejala de Comercio y Deporte-, sólo miran por ganar más dinero y pagan poco a sus empleados y empleadas.

- Sigue, Pepe Luis, sigue -señala la alcaldesa.

Y Pepe Luis, sigue:

- Tenemos una reunión pendiente con ellos, ya sabéis están siempre quejándose y no hacen nada de nada, sólo pedir. Creo que debemos hacerla, aunque ya sabemos lo que pasará, dirán que debemos darle subvenciones y poner más dinero cerca de sus negocios… pero en fin, esto es lo que tenemos.

Se produce un cambio de pareceres, casi todos en esa misma dirección y cierra este tema la alcaldesa diciendo:

- Bueno, Pepe Luis ve con Mónica (directora del Área de Turismo), a esa reunión cuanto antes… aunque no valga para nada, y a ver si consigues que tengan visión de futuro.

Tercer acto: la esperada reunión conjunta entre Empresarios–Ayuntamiento

Imaginaros la reunión de los representantes del Ayuntamiento con los de la asociación de empresarios turísticos de Moncamar. Imaginaros el momento en el que van llegando los asistentes, más o menos pasaría esto:

- Hombre, Pepe Luis -dice el vicepresidente de la asociación de empresarios-, me alegra verte -le dice a la vez que lo abraza efusivamente. Abrazo que, obviamente, es correspondido con la misma efusividad.

- Déjame que te felicite -dice el vicepresidente empresarial-, estáis haciendo una magnífica labor desde el Ayuntamiento. Nunca nadie había hecho tanto por el turismo en Moncamar.

A lo que el concejal de Turismo le responde en voz alta dirigiéndose a la delegación de los empresarios turísticos del municipio:

- Es muy fácil trabajar con vosotros, no hay en toda España unos empresarios con la visión de futuro que tenéis vosotros, dejando vuestros intereses económicos en segundo lugar, anteponiendo a Moncamar antes de nada. Soy yo el que tengo que felicitaros, Jorge, y por favor, transmítele la felicitación a vuestro presidente de parte de nuestra alcaldesa.

A lo que Jorge le contesta inmediatamente:

- Y mi presidente le envía un abrazo muy cariñoso a la alcaldesa, por favor, dile que estamos encantados contigo y con ella.

Y empezó la reunión...

Bueno, obviamente, esto es una recreación teatral inventada de lo que podría pasar en un municipio turístico en los foros internos y posteriormente mixtos de empresarios turísticos y equipos de gobierno municipal… o sin inventar. Tú mismo.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión