Gonzalo Fuentes

Secretario federal de la Política Institucional de la Federación de Servicios de CCOO

El hotel Málaga Palacio cumple 50 años

El emblemático hotel Málaga Palacio se vistió de gala el pasado día 1 de septiembre con una magnífica fiesta en su terraza, donde no faltó nadie de todos los colectivos, autoridades y estamentos que configuran la sociedad malagueña. El motivo de esta cita fue el de celebrar el 50 aniversario de la apertura de este hotel que fue inaugurado, como hotel de cinco estrellas, en el año 1966. Su construcción no estuvo exenta de cierta polémica debida a su diseño arquitectónico modernista, que no gustó a parte de los malagueños de esa época, principalmente porque obstaculizó las preciosas vistas desde el puerto a la Catedral de Málaga. En Málaga ya estamos acostumbrados a ver diseños urbanísticos, sin tener en cuenta los estilos arquitectónicos de mayor entidad y tradición malagueña, es obvio que la mayoría de las actuales recuperaciones y reformas de edificios de aquella época han sido sustituidas por edificios modernos con una arquitectura diferente a su estilo inicial. 

Este establecimiento vino a cubrir el déficit hotelero que existía en Málaga ciudad por aquellos años, ya que el hotel más emblemático de la historia de nuestra ciudad, el Hotel Miramar, cerró sus puertas al público meses antes de la apertura del Hotel Málaga Palacio. Tras muchos años cerrado, el Miramar se reconvirtió en Palacio de Justicia. Ahora parece que, si no hay demora en sus reformas, todo apunta a su apertura a primeros de 2017 como hotel de cinco estrellas. Desde CC.OO. nos alegramos que la ciudad de Málaga recupere este magnífico edificio como hotel. Entre los años 1960-1970 también se cerraron los Hoteles Cataluña y Emperatriz. Por tanto, el Hotel Málaga Palacio vino a cubrir la necesidad de plazas hoteleras de la ciudad de Málaga y durante muchos años ha sido uno de los buques insignia del turismo en la ciudad de Málaga, y estamos convencidos que por muchos años más.

En sus 50 años de historia, el Hotel Málaga Palacio ha vivido tres etapas bien distintas. La primera fue de esplendor, al ser el único hotel de cinco estrellas de Málaga hasta que, años más tarde, se abriera otro hotel de cinco estrellas, el Hotel Holiday Inn, actualmente Hotel Guadalmar, perteneciente a la Cadena Sol Meliá, ya con categoría de cuatro estrellas, el Hotel NH, el Hotel La Posada de la cadena Vincci, y otros establecimientos hoteleros excelentes, que configuran que la ciudad de Málaga tenga una excelente planta hotelera.

En estos primeros años de su historia, el Hotel Málaga Palacio se convirtió en el centro de negocios de la ciudad y en lugar de encuentro de la burguesía malagueña. Por sus suites y habitaciones han pasado los más ilustres visitantes que se hospedaron en nuestra ciudad. En su Restaurante El Litoral, una distinguida clientela ha podido degustar gran variedad de platos de la cocina malagueña e internacional, acompañados con unos excelentes caldos de su espléndida bodega, terminando con unos postres, elaborados artesanalmente por esos maestros reposteros de aquella etapa. 

Nadie se podía ir del hotel sin visitar su bar americano, sitio de cita de los clientes más sibaritas, en él se pudieron degustar los mejores cócteles de la ciudad, o la discoteca del hotel Málaga Club, que era una referencia de diversión en las noches malagueñas. O su tienda Málaga Boutique una de las tiendas más selectas de aquella época, para comprar regalos y ropa de diseño. 

Todos estos servicios eran atendidos por un magnífico elenco de profesionales, que han pasado por todas las etapas del hotel y por el conjunto de departamentos. Vaya mi reconocimiento para todos ellos. 

Además, puedo hablar con conocimiento de causa, ya que, desde 1976, mi vida profesional ha estado y está ligada a este establecimiento hotelero. En la actualidad no trabajo, físicamente, por estar dedicado a las tareas sindicales de mi cargo, pero sí sigo vinculado a la plantilla del hotel y, por voluntad de los trabajadores, ostento la Presidencia del Comité de Empresa, puesto electo que llevo hace muchos años y que para mí es lo más importante en mi larga trayectoria sindical. 

Los años de esplendor duraron hasta mediados de los 80, debido a que las instalaciones se fueron deteriorando, con el paso de los años, por falta de inversiones de la propiedad, con lo que el Hotel Málaga Palacio vio cómo bajaba su categoría de 5 a 3 estrellas, motivado por un expediente, que ejecutó la Junta de Andalucía, debido a la fuerte crisis que sufrió con la antigua propiedad. 

Los trabajadores tuvimos que movilizarnos para mantener los puestos de trabajo, para que el Hotel no cerrara y que siguiera siendo hotel para evitar la especulación con el edificio, como se pretendía. Las movilizaciones de los trabajadores sirvieron para que la antigua propiedad dejara el hotel en manos del Grupo MS para su gestión, iniciando así la segunda etapa del establecimiento, que abarcó hasta el año 1998, y consiguiendo recuperar la categoría de cuatro estrellas y parte de su antiguo caché. Además con las reformas que se llevaron a cabo, este establecimiento hotelero se mantuvo abierto hasta que la antigua propiedad decidió venderlo a la Cadena Hotelera AC Hoteles. 

Esta cadena comenzó su andadura cerrándolo durante un año para realizar una reforma integral de todas sus instalaciones, con lo cual, en 1999, comenzó la tercera etapa. Recientemente y de cara a su 50 aniversario se han llevado a cabo reformas con una inversión de más de 3,5 millones de euros: renovación de todo el mobiliario, bar, restaurante, hall, habitaciones, con introducción de televisores de plasma, equipos de música individuales, etc. 

Todo ello, con el objetivo de que el Hotel Málaga Palacio siga siendo uno de los mejores de Málaga, y que este singular establecimiento hotelero, en su 50 aniversario, siga gozando de buena salud. Todo con el fin de que siga cumpliendo muchos años más, para que continue generando empleo en muchas más generaciones de trabajadores y dando prestigio a la hostelería de la Capital de la Costa del Sol. 

No olvidemos que este elegante hotel urbano está situado en una magnífica ubicación del centro de la ciudad. Desde la azotea, donde se encuentra la piscina, un restaurante y una de las terrazas más chic de la ciudad, se puede disfrutar de un excelente ambiente, vistas panorámicas del conjunto histórico Gibralfaro-Alcazaba, la Catedral y el puerto. El Hotel Málaga Palacio tiene un total de 15 plantas y dispone de un total de 214 habitaciones, 195 dobles, 16 suites júnior y 3 suites todas con excelentes vistas panorámicas de la cuidad y la bahía, Además posee un amplio hall donde está ubicado un excelente bar, salas de conferencias, con diferentes capacidades, un restaurante a la carta, una cafetería, sala de televisión, gimnasios, etc. 

Toda una seña de identidad de nuestra ciudad.

¡Feliz Cumpleaños!

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión