Gonzalo Fuentes

Secretario federal de la Política Institucional de la Federación de Servicios de CCOO

CCOO pide unificar la normativa de alquileres vacacionales

Con la reforma de La Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos (LAU) encontraban acomodo todo tipo de alquileres, turísticos o no. Posteriormente, con la última modificación realizada a la LAU, el 5 de junio de 2013, queda excluido de su ámbito de aplicación "la cesión temporal de uso de la totalidad de una vivienda amueblada y equipada en condiciones de uso inmediato, comercializada o promocionada en canales de oferta turística y realizada con finalidad lucrativa, cuando esté sometida a un régimen específico, derivando de su normativa sectorial". Esta modificación fue debida, principalmente, a las reivindicaciones de la industria hotelera para restringir y limitar de forma sustancial el arrendamiento de viviendas vacacionales. La causa de esta modificación fue recogida por el Gobierno en el Plan Nacional Integral de Turismo de junio de 2012, donde indicaba que "se viene produciendo un aumento cada vez mayor del uso del alojamiento privado en el turismo".

 

En ese sentido, el Gobierno le pasó la "patata caliente" a las comunidades autónomas debido a los intereses contrapuestos que hay en los sectores hoteleros-inmobiliarios, dueños de viviendas particulares, etc. Por lo tanto, las competencias en materia de regulación de materias turística pasó a ser competencia de las comunidades autónomas, y ya son varias comunidades las que han llevado a cabo regulaciones de las viviendas de uso turístico, no exento de polémicas y marcado por la diversidad en la forma de cómo abordar el problema. Desde nuestro sindicato veníamos demandándolo, como objetivo, para hacer frente a la oferta alegal, para que afloren este tipo de viviendas y para que se puedan comercializar de una manera reglada y así acabar con la competencia desleal y con el intrusismo e intentar que aflore la economía sumergida a nivel general y, en particular, el empleo sumergido.  

  

A pesar de las regulaciones que, desde CCOO defendemos, y ante la fuerte demanda de este tipo de oferta, ha aumentado con el boom inmobiliario de casas vacías, segundas residencias que se alquilan, y porque una parte de los turistas, debido al aumento de los precios en la oferta reglada, como hoteles y apartamentos turísticos, y que en tiempo de crisis es un acicate para una parte de visitantes a los destinos turísticos. A ello hay que sumarle la fuerte campaña de comercialización, a través de los portales digitales, de las grandes plataformas que actúan en España en el "limbo" legal. Es verdad que el aumento de las viviendas turísticas también se puede vincular con las nuevas formas de viajar, el deseo del turismo de tener una relación más directa con los residentes del destino que eligen, con la irrupción de las nuevas y rápidas formas de comercialización directa y sin intermediarios, (numerosos portales de Internet). La oferta en este canal es muy amplia y no siempre va acompañada, como sería deseable, de un excelente servicio, ni de una mínima garantía para los usuarios. 

 

Por todo ello, desde CCOO, exigimos del Gobierno una norma estatal, que regule la normativa lo más uniformemente posible y que ésta se elabore en consenso, con las comunidades autónomas, con los sindicatos mayoritarios del sector, las asociaciones de empresarios del sector y de los consumidores. Además de defender que estas normativas persigan unos mínimos de garantías para el usuario y velar por el cumplimiento de unos requisitos básicos de infraestructura y calidad. Asimismo, estas normativas deben estar sometidas a las disposiciones vigentes en materia de medioambiente, edificación, ordenación territorial y urbanística, instalación y funcionamiento de maquinaria, sanidad e higiene, seguridad, prevención de incendios, humos, aguas. También debe existir consenso en las comunidades de propietarios para poder comercializar viviendas turísticas.

 

Asimismo, las viviendas de uso turístico deberán disponer de licencia de ocupación y cumplir en todo momento con las condiciones técnicas y de calidad exigibles a las viviendas; las habitaciones tendrán ventilación directa al exterior o a patios no cubiertos y algún sistema de oscurecimiento de las ventanas; las viviendas deben estar suficientemente amuebladas y dotadas de los aparatos y enseres necesarios para su uso inmediato, acorde al número de plazas de que dispongan, en perfecto estado de mantenimiento e higiene y refrigeración por elementos fijos en las habitaciones y salones; además de contar con calefacción capaz de alcanzar y mantener durante su utilización una temperatura ambiental; proporcionar información turística de la zona, lugares de ocio, restaurantes y cafeterías, comercios y tiendas de alimentos, aparcamientos próximos a la vivienda, servicios médicos existentes en la zona, medios de transporte urbano, plano de la localidad, información turística de la ciudad. 

 

Por lo tanto, lo que toca ahora es ponerse manos a la obra con el objetivo de que la regulación de las viviendas turísticas haga posible la convivencia entre vecinos y turistas apostando por un modelo de turismo sostenible que evite los problemas de "turismofobia", que están apareciendo hoy en muchas ciudades españolas. Para ello, la normativa debe establecer un censo de viviendas turísticas en las comunidades autónomas, por ciudades y distritos para poder analizar el número de viviendas que se van regulando. Así podremos comprobar si algunos destinos turísticos, o parte de ellos, lo podemos considerar zona saturada a efecto de viviendas turísticas y debemos de buscar acuerdo de moratorias.

 

Para ello es muy importante llevar a cabo campañas de información y una actuación inspectora aumentando las plantillas tanto de inspectores de turismo para la detección y corrección en la prestación de servicios turísticos en clandestinidad y en el cumplimiento de la normativa turística. También se deben de aumentar el número de inspectores de trabajo con el objetivo de velar que los trabajadores, que limpian y acondicionan las viviendas turísticas, estén dados de alta en el régimen de trabajadores por cuenta ajena en la Seguridad Social y se les apliquen los convenios sectoriales de hostelería.

 

Otro de los temas que CCOO venimos pidiendo abordar, es todo lo relacionado con la agenda digital también en el sector turístico específicamente. La digitalización, la robotización e Internet ya están cambiando, no ya la fisonomía del modelo productivo y comercial, sino de la vida social y privada misma. El impacto que tiene la disrupción de los cambios en la industria turística ha de ser compatible con una transición justa y el desarrollo de actividades económicas plenamente legales y social y medioambientalmente sostenibles y responsables. Es por ello, que deben contemplarse las obligaciones tributarias, registros públicos, licencias, protección y seguridad, así como los derechos y protección laboral, de consumo y de convivencia ciudadana. En ese sentido el gobierno ha dado los primeros pasos por las medidas aprobadas en que se frene el "descontrol" y "opacidad" de las viviendas turísticas que obligan a las plataformas de alquiler de viviendas de uso turístico, como Airbnb, Home Away, Wimdu o Niumba, a enviar a la Agencia Tributaria a partir de julio de este año la información relativa a los propietarios y los clientes, y espera que evite poner en riesgo la identidad y sostenibilidad de los destinos. La declaración informativa de la cesión de viviendas con fines turísticos conllevará también la obligación de presentar informes periódicos.

 

En definitiva hay que llevar a cabo una actuación más preventiva para tratar de regular e incluir en la normativa turística nuevas modalidades en la prestación de servicios turísticos y mejorando y actualizando la regulación de los actuales, que permita el afloramiento y regularización de estas actividades, acorde con la realidad turística y laboral, luchando, contra la economía  sumergida y por la regulación de las viviendas de uso turístico en España con unos parámetros de calidad exigente.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión

Otras opiniones

  1. Vendrá

  2. Noticiero Turístico febrero 2018

  3. Editorial febrero 2018

  4. Almuerzo en el Gran Hotel Miramar

  5. Paisajes sicilianos