Gonzalo Fuentes

Secretario federal de la Política Institucional de la Federación de Servicios de CCOO

CC.OO. insta a las patronales a no externalizar servicios y apostar por un pacto por el turismo

Según la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), los hoteles batirán todos los récords de precios y de rentabilidad, y superaran los niveles históricos alcanzados en 2008 tanto en ADR (tarifa media diaria en 4,56%, lo que supone un 80,83% de euros de media hasta octubre, y el RevPar (ingreso por habitación disponible), con 53,78 euros, lo que supone un incremento de un 10,91%. A ello hay que sumarle el récord de visitantes, de pernoctaciones y ocupaciones. Ya nadie duda, cuando tengamos los datos definitivos, que 2016 habrá sido el mejor año turístico de la historia de España y de Andalucía.

Mientras esto ocurre, los trabajadores del sector estamos sufriendo récord de precariedad laboral, de pobreza salarial, de externalizaciones indecentes e inmorales y de bloqueo de la negociación colectiva sectorial. En definitiva, de explotación laboral.

Eso sí, mientras los máximos dirigentes de la patronal del sector, anunciaban que 2016 será el mejor año turístico de la historia de España, se ponían de perfil ante las declaraciones del presidente de AC By Marriott’s cuando denunciaba públicamente que despedir a las camareras de pisos a través de la reforma laboral por 20 días por año, para luego externalizar el servicio del  departamento de pisos, es explotación laboral, y que se puede tener a los trabajadores con buenas condiciones sociales y económicas y las empresas ser rentables y competitivas. 

Otra de las declaraciones de los responsables de la CEHAT es que  los "hoteleros instan a denunciar la externalización que no cumpla con la ley", por lo tanto, entienden que no es de su competencia lo que cobran las camareras de piso fuera de los convenios colectivos. Cuestión que se desmonta por sí sola, y así se lo hemos trasladado en reiteradas ocasiones, ya que los contratos de externalización de actividades los firman empresarios hoteleros, asociados suyos. 

También dudaron que las camareras tengan capacidad o ganas suficientes para protestar y lo que hay detrás es algún movimiento político al que le ha interesado distorsionar determinadas informaciones. Si por intereses políticos entendemos la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, en general, y de las camareras de piso en particular, no les quepa duda que nos seguirán oyendo. Queremos recordarle, cuando nos instan a acudir a los tribunales, que hemos impugnado 46 convenios colectivos fraudulentos de empresas multiservicios, convenios que tienen su origen en la desmedida avaricia de los empresarios de la hostelería que firman acuerdos de prestación de servicios para abaratar sus costes de personal a costa de los salarios y derechos de los trabajadores y trabajadoras.

Lo que debiera hacer la CEHAT es no dilatar más la firma de la propuesta  que le hicimos llegar, en su día, CC.OO. y UGT en la Comisión para el Acuerdo Laboral Estatal de Hostelería (ALEH V) en cuanto a que las empresas no puedan subcontratar a todos los trabajadores que consideramos troncales, como camareras de pisos, de alimentación y bebidas, de recepción, oficinas y mantenimiento, es decir que no se contraten o subcontraten con otras empresas la realización de servicios correspondientes a las actividades propias de los distintos grupos profesionales definidos en el Acuerdo Laboral Estatal de Hostelería. 

No obstante, para aquellos supuestos excepcionales en que por necesidades acreditadas de carácter económico, técnico, organizativo o de producción, agotadas otras medidas alternativas en el ámbito de la empresa, fuera necesario subcontratar servicio propio correspondiente a la actividad principal de la empresa. 

Las empresas que contraten o subcontraten con otras la realización de servicios correspondientes a las actividades propias de los distintos grupos profesionales definidos en el Acuerdo Laboral Estatal de Hostelería, deberán garantizar a los trabajadores/as de estas contratas y subcontratas las condiciones laborales, sociales y económicas previstas para el grupo profesional correspondiente a la actividad que efectivamente se realiza, en el Convenio Colectivo Sectorial de Hostelería aplicable a la empresa principal para la que se presta el servicio.

Todo lo que está ocurriendo en el sector de la hostelería está suponiendo división de los trabajadores en multitud de empresas que impiden su unidad de acción sindical y colectiva en defensa de sus intereses. 

Impide también el avance de las trabajadoras en la reducción de sus cargas de trabajo y de las enfermedades profesionales que aquejan a su profesión, así como empeoramiento de la calidad en  el servicio. Todo ello origina una merma en la profesionalidad y la calidad de la oferta turística. 

En este planteamiento proponemos al resto de los agentes sociales y económicos, trasladarle al nuevo Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, la necesidad de alcanzar un Pacto por el Turismo. Un proceso de concertación que refuerce el marco institucional del diálogo social estable y participativo, desde donde se permitirá alcanzar el objetivo de hacer de esta actividad de nuestra economía un factor importante del crecimiento económico, al servicio de las personas, mejorar sus derechos, su bienestar, que promueva la cohesión social frente a la desigualdad y garantice la sostenibilidad ambiental. 

Para ello, la Comisión Permanente y el Plenario del Consejo Español de Turismo, debe ser el foro apropiado, en donde se cumpla con los objetivos para el que fue creado, un foro de diálogo, participación y colaboración para impulsar iniciativas del sector turístico español, potenciando la cooperación entre la iniciativa pública y privada. 

El Pacto por el Turismo debe apostar por que la industria turística española sea considerada como un sector estratégico para la economía de España, con el fin de reforzar la cohesión social y territorial y la creación de empleo de calidad. 

En este modo, proponemos un crecimiento equilibrado y sostenible, que ponga en valor y reconozca la labor de sus profesionales, así demanda la formación de éstos a través de las cualificaciones profesionales. Todo con el objetivo de cambiar la realidad que tenemos actualmente desde el punto de vista laboral, buscando que éste sea un sector atractivo para los jóvenes, y no sólo como un trabajo de tránsito con trabajadores "nómadas", como ocurre ahora. Para ello es necesario mejorar las condiciones sociales y económicas. 

Otro de los temas que queremos trasladarle al nuevo ministro, es todo lo relacionado con la agenda digital también en el sector turístico específicamente. La digitalización, la robotización e Internet ya están cambiando, no ya la fisonomía del modelo productivo y comercial, sino de la vida social y privada misma. 

El impacto que tiene la disrupción de los cambios en la industria turística ha de ser compatible con una transición justa y el desarrollo de actividades económicas plenamente legales y social y medioambientalmente sostenibles y responsables. Es por ello, que deben contemplarse las obligaciones tributarias, registros públicos, licencias, protección y seguridad, así como los derechos y protección laboral, de consumo y de convivencia ciudadana.

Todo con el objetivo de creación de empleo con calidad y derechos, basado en contratación estable y salarios dignos, porque una persona bien pagada, reconocida y bien tratada ofrece un servicio de mucha más calidad y ello redunda en la satisfacción de un turista, que además hay que intentar fidelizar.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión