Bodega Charolais

En el centro de la Costa del Sol Occidental encontramos el municipio de Fuengirola, antaño parte del de Mijas, y que hasta hace no demasiados años se identificaba con la popularmente conocida ‘calle del hambre’ en lo que a gastronomía se refiere.

Para fortuna de comensales de una mayor exigencia culinaria y en particular de los amantes del buen vino, en 1994 Florencio Morillo Doblas, Floren para sus amigos y clientes, apertura un establecimiento que con el paso del tiempo y de una sabia evolución, se ha convertido en uno de los restaurantes de obligada visita. Evolución acaso comparable a la que  experimentan los excelentes vinos, más de 400 referencias, que encontraremos en  su bodega. Y como no podía ser de otra manera una de las citas del calendario de almuerzos de la Academia Gastronómica de Málaga de este ejercicio 2016.
Si hubiese que definir a Bodega Charolais me atrevería a hacerlo como de cocina vasco-andaluza, donde prima la calidad de la materia prima, algún toque de innovación y un resultado siempre positivo. Ese juego entre tradición y modernidad no solo se refleja en sus platos sino también en los diferentes ambientes de los que dispone.

Con tradición nos recibió, al disponer tres mesas para tomar de pie unos entrantes en el salón principal, donde la madera parece rendir homenaje a los caldos que atesora Charolais. Tierra y mar con buen jamón ibérico de bellota, delicias de calabacín con jamón y queso fundido, milhoja de foie con queso, membrillo y manzana, buñuelos de marisco y tartar de salmón y aguacate. Muy buen comienzo.

Ya en mesa, en el nuevo salón-reservado, del que le restaría algo de frialdad, y que comparte espacio con una estupenda  terraza de la que la lluvia no nos dejó disfrutar, nos dispusimos a degustar los cuatro platos más postre que el que escribe, maestre sala de la gastronómica y con la siempre complicidad y dedicación del académico sumiller, habían acordado.

El refranero popular dice "Gazpachuelo comida de duelo", aunque por fortuna no fuese nuestro caso. La textura perfecta de la patata, casqueada como tiene que ser y su temperatura de servicio sin duda, lo más destacable, aunque yo soy de caldo con más cuerpo y donde la materia prime y destaque.
Un homenaje a la parte inferior de la barbilla de la merluza es como definiría al timbal de cocochas. Presentación en tres versiones, pimpi, frita y plancha. Excelencia en producto y elaboración, como no podía ser el de un producto que es seña de identidad de la cocina de Floren. Como también lo es el Txangurro, plato estrella de Charolais y que al servirse de forma individual a cada comensal, como manda la buena mesa, adolecía de la cabeza de centollo en el que habitualmente se presenta, aunque no le resto el muy buen toque que siempre dan y que tan agradable paso por boca deja, más si se marida con un buen vino blanco, como fue el caso.

Y como termine, unas  destacables chuletitas de cordero lechal muy conseguido sobre una cama de verduritas al dente y que fueron el anticipo de uno de los mejores postres que recuerde en nuestros últimos almuerzos como Academia, un tocino de cielo, que nos hizo rozarlo, acompañado de nata animal y montada a mano, que vaya disfrute para los sentidos.
La selección de vinos muy acertada:

Inspiración Valdemar Alto Cantabria 100% tempranillo.
Presenta un color amarillo verdoso, limpio y brillante. Aroma elegante, muy varietal a fruta madura. Combina notas de fruta tropical como la piña con toques cítricos a pomelo. En paladar potente, sabroso y equilibrado en boca, con un retrogusto muy largo.

Chivite Finca de Villatuerta Selección Especial.
Uva 77% Tempranillo, 17% Cabernet Sauvignon, 6% Merlot. 12 meses en barricas de roble francés. Color rojo granate con tonos morados, capa alta. Aroma intenso. Fruta negra, especiados, notas de canela, ahumados, café tostado, regaliz.

Al que va a la bodega, por vez se le cuenta, beba o no beba. Y espero que los miembros de la Academia, tanto los asistentes como los ausentes, sigan contando en Bodegas Charolais en el futuro.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión