Academia Gastronómica de Málaga ¿Quién es quién?

Enrique Cibantos Rodríguez

Presidente de la Academia Gastronómica de Málaga

A la hora Sexta, bajo el sol del mediodía del caluroso verano malagueño, cuando éste atravesaba su ecuador, me cité con Enrique Cibantos en el Parador de Golf de Guadalmar para dar forma a esta sección que la revista  Andalucía Única  inaugura este mes de agosto. Cuando llego al parador con unos minutos de retraso, Enrique ya había llegado puntual a la cita y me esperaba en el hall. Siempre elegante en sus formas, Enrique me recibe con un cálido apretón de manos y una sincera sonrisa. La verdad es que su figura me recuerda siempre a la de un patricio romano, uno de aquellos padres de Roma que tenían tras de sí todo el linaje de una nobleza que fuera cuna de un Imperio.

Presidente desde el mes de marzo de 2012 de la Academia Gastronómica más antigua de España, no en vano fue fundada el 11 de noviembre de 1977, Enrique Cibantos Rodríguez (Madrid, 1939), un malagueño de Madrid, tiene un reto que cumplir, conseguir que la Academia Gastronómica de Málaga tenga cada vez más presencia en el sector turístico y en los medios de comunicación. Convencido del papel que la institución que preside debe desempeñar en el desarrollo de la gastronomía y del turismo en la provincia malagueña, Enrique Cibantos no escatima elogios hacia los miembros de la Academia Gastronómica que antes que él, y ahora con él, la han convertido en un referente del sector, en una institución académica que conjuga experiencia y conocimiento, cuya sabiduría debe revertir –como él mismo reconoce- en la mejora del mismo. Claro en sus ideas y planteamientos, que le permiten hacer un diagnóstico certero de la situación, producto de su larga trayectoria profesional vinculada al turismo, sus opiniones no están exentas, sin embargo, de una crítica siempre constructiva. El fomento y defensa de la cocina mediterránea y de los productos locales, y la calidad en el servicio, son, a su entender, los dos grandes ejes en torno a los que ha de girar el compromiso ineludible de la academia que preside.

Para Enrique Cibantos, la formación es la base de todo progreso y un motor del mismo. Esta idea de la formación y su compromiso con ella, le llevó a predicar con el ejemplo, mostrando su interés por estar al día y querer saber más, como la mejor manera de ejercer su profesión. Este afán de perfeccionamiento le llevó a culminar con éxito sus estudios universitarios, cursando el I Máster de Estudios Turísticos (1988-90), que dirigió en la Universidad de Málaga el Dr. Enrique Torres Bernier, y licenciándose en Derecho en la facultad malagueña en 1992. En esta misma universidad defendió su Tesis Doctoral en Derecho (2008), bajo la dirección de los Dres. Alfredo Rodríguez García (q.e.p.d.) y Carlos de las Heras Pedrosa, sobre turismo y calidad de vida en Andalucía, su tierra de acogida. Comprometido igualmente con la mejora profesional, fue socio fundador y presidente de la Asociación Andaluza de Másteres de Estudios Turísticos, y Vicepresidente de la Asociación ASETHAN. Asimismo, es miembro de EHMA (European Hotel Managers Association), miembro del Skäl-Club Internacional Costa del Sol, y Miembro de Honor de las “Llaves de Oro”.

Enrique Cibantos Rodríguez se había iniciado en la hostelería en Madrid en los primeros años sesenta como Técnico de Empresas y Actividades Turísticas, incorporándose muy pronto como Director de Hoteles Bahía en Puerto de Mazarrón (Murcia). A punto estuvo de ser fichado por la alta hotelería francesa y de incorporarse al lujoso Hotel George V de París, junto a los Campos Elíseos, pero optó finalmente por el grupo Meliá. En 1968 se incorpora como Asistente al Director en el Hotel Meliá Princesa de Madrid, en cuya cadena ya permanecerá toda su vida profesional, hasta el 31 de diciembre de 2008 en que se jubila, después de 40 años de servicio ininterrumpido en el mismo grupo. Desde entonces, su labor profesional fue desarrollada en diversos destinos que fueron forjando el temple y la experiencia de uno de nuestros profesionales de mayor prestigio. Valladolid, Marbella, Madrid, Tenerife, y un efímero destino en Venezuela que no llegó a ocupar, ha sido el itinerario de Enrique Cibantos al frente de los mejores hoteles de la cadena Meliá (Meliá Castilla, Don Pepe, Moreque, …) antes de recalar en uno de los buques insignias del grupo, el Hotel Meliá Costa del Sol de Torremolinos, desde su inicios hasta 2008. Enrique Cibantos llega a Torremolinos en 1975 para dirigir la apertura de este emblemático hotel, que sería inaugurado en el mes de marzo de 1976, y con el que ha mantenido una larga y fructífera relación al frente del mismo como Director General durante 33 años. A lo largo de todo este tiempo ha conocido generaciones de clientes con los que ha llegado a mantener relaciones de amistad, así como a personajes de la vida pública, políticos periodistas, escritores, artistas, deportistas de élite, nacionales e internacionales, que encontraban en el Meliá Costa del Sol el mejor sitio para el ocio y el descanso. Observador excepcional desde este buque insignia de 540 habitaciones situado en el Paseo Marítimo de Torremolinos, Enrique Cibantos ha sido un testigo experto de la transformación turística de Torremolinos y de la Costa del Sol. Merecedor de numerosos reconocimientos por su labor profesional, Enrique Cibantos ha sido galardonado con la Estrella de Oro al Mejor Director de Hotel (1992), de la Asociación Española de Directores de Hotel; Mejor Director de Hotel del año 1994 por el Club Ejecutivos de Madrid; Premio a la Calidad Turística (1996) del Ayuntamiento de Torremolinos; Reconocimiento ETA SIGMA DELTA de Les Roches Marbella Swiss Hotel Association; Medalla de la Cátedra de Derecho Procesal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga; y Medalla de Oro de la Asociación de la Prensa de Málaga.

Enrique no sólo es un enamorado de Andalucía, donde ha desarrollado la mayor parte de su actividad profesional, sino que también se siente profundamente andaluz. Persona siempre inquieta, como demuestran sus numerosos logros, a la que siempre le “falta tiempo” para acometer nuevas empresas como él desearía, considera que tanto la hostelería como la restauración pasan por un buen momento, pero que no se debe bajar la guardia porque hay que seguir apostando por la calidad como el mejor reclamo para que los visitantes, turistas y residentes sigan pensando en la Costa del Sol como su principal destino. La diversidad geográfica y paisajística de Andalucía, su larga historia, sus excelentes infraestructuras hoteleras, su rica gastronomía, su patrimonio natural y urbano, son las razones del éxito de este extraordinario destino turístico que tenemos que seguir cuidando. Mientras tanto, desde su nueva atalaya profesional al frente de la Academia Gastronómica, Enrique Cibantos permanece atento y vigilante a la evolución del turismo y de la gastronomía de Málaga y de Andalucía.

                             

                                                                                                                                                                                                                                         Juan Antonio García Galindo

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión