Cita con el sector de playas

El turismo de sol y playa es el principal segmento para el destino andaluz y un producto turístico clave en los emisores más importantes hacia la comunidad. Motiva la llegada del 60% de los turistas y supone unos ingresos de alrededor de 10.000 millones de euros anuales. Por eso, no es de extrañar que un encuentro como Expoplaya, impulsado por la Federación Andaluza de Empresarios de Playas (Faeplayas), se convierta en el escenario de reivindicaciones y puesta en común de posturas entre los principales protagonistas de este sector.

Tampoco es casualidad que esta cita se celebre en Málaga, en concreto, en el Palacio de Congresos de Torremolinos. Y es que solo en esta provincia, el sol y playa genera 20.000 puestos de empleo directos, de los 40.000 existentes en Andalucía. 

De acuerdo con los datos de la Consejería de Medio Ambiente, la región andaluza cuenta con un inventario de 771 chiringuitos, de los que el 53% se encuentran en Málaga. 

Desde el mismo departamento de la Junta apuntaron que "la nueva ordenación y planificación de las instalaciones de playas aportará solvencia al producto turístico andaluz y a su marca de calidad". 

Precisamente, la nueva Ley de Costas fue uno de los principales temas que se trató aprovechando el marco de Expoplaya. A este respecto, el vicepresidente de Faeplayas, Manuel Villafaina, manifestó que "por fin la Administración reconoce al empresariado de playas como un activo dentro de los segmentos de la industria turística".

En este sentido, apuntó que "la normativa ha mejorado muchísimo nuestra situación anterior; nos permite mantener nuestros negocios, afrontar nuevas inversiones y disponer de una seguridad jurídica de la que antes adolecíamos".

Asimismo, recalcó que el sector empresarial de playas, y con especial énfasis los populares chiringuitos y quioscos, son una pieza esencial en la competitividad de los destinos turísticos de Andalucía y el conjunto de las costas españolas en los mercados interno e internacional. A ello añadió que "además de una ‘seña de identidad turística', somos clave en las acciones de fidelización del cliente, y necesarios en procesos como la obtención de la  ‘Q de Calidad’ o las propias banderas azules". 

Inauguración 

Villafaina presidió, junto al alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, y  la consejera de Medio Ambiente de la Junta, María Jesús Serrano, la inauguración de las actividades de la 39ª Exposición de Hostelería y Artículos de Playa y la asamblea regional del sector. 

Al acto de inauguración también asistieron el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo; el director general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Pablo Saavedra, y la subdirectora general de Dominio Público-Terrestre, Raquel Orts, ambos del Ministerio de Medio Ambiente, entre otras autoridades.

Todo ellos coincidieron en resaltar la importancia de este evento de un sector que agrupa a más de 2.000 concesiones y autorizaciones de explotación de servicios de playas, de las que 1.000 corresponden a chiringuitos y quioscos de playa y el resto a zonas náuticas, parcelas de hamacas y zonas deportivas.

Una vez abierta oficialmente la muestra, las autoridades realizaron un recorrido por la misma, deteniéndose en algunos stands, donde  conversaron con los responsables de las empresas allí representadas.

Participación

Cerca de 1.200 empresarios, titulares de unas 2.000 concesiones y autorizaciones de chiringuitos, quioscos, parcelas de hamacas, zonas náuticas y deportivas de las costas andaluzas se dieron cita en el cónclave en el que se respiró optimismo de cara a la temporada de 2015, tras el  "año fantástico de 2014", según destacaron desde la propia Faeplayas. 

Concesionarios de Galicia, Orihuela, Alicante,  Murcia, Palamós y Valencia acudieron a la convocatoria que, por segundo año, se realiza también bajo las siglas de las federaciones nacional (Fesempla) y europea (Efebe) del gremio, tras la constitución el pasado 2013 de estas organizaciones.

Así, un total de 63 empresas presentaron sus productos, servicios y soluciones eficientes para las empresas del sector de ‘sol y playas’, tanto en instalaciones como equipamientos, abastecimientos y soluciones tecnológicas.

De este modo, concebido como foro de encuentro de los empresarios del sector, sus empresas proveedoras y representantes de las administraciones públicas, Expoplaya acogió unas interesantes Jornadas técnicas en las que se analizó detenidamente el nuevo Reglamento de la Ley de Costas. 

En concreto, los responsables de las ponencias, a las que asistieron un gran número de empresarios e interesados, fueron el director general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Pablo Saavedra, y la subdirectora general de Dominio Público-Terrestre, Raquel Orts.

En este encuentro, los asistentes pudieron preguntar las dudas y compartir las inquietudes en relación a la nueva normativa que afecta a las costas andaluzas.

Consejería de Turismo

La Consejería de Turismo y Comercio de la Junta, encabezada por Luciano Alonso, no quiso faltar a este encuentro, que pretende aportar nuevas soluciones eficientes que ayuden a los empresarios a adaptarse al entorno socioeconómico actual, fortaleciendo los contactos entre los profesionales y generando oportunidades de negocio. Así lo indicó Alonso durante su visita a Expoplaya, donde señaló la necesidad de contribuir al impulso del sol y playa como sector de empuje que hace posible el desarrollo turístico, contribuyendo al mantenimiento y creación de empleo. 

El consejero de Turismo valoró la labor de los profesionales del segmento de sol y playa  “en defensa de su espacio y de una oferta imprescindible para el destino, a través de servicios que suponen una invitación continua a la experiencia del viajero”. Además, abogó por aunar esfuerzos y sumar voluntades entre administraciones y empresarios, de modo que este sector “cuente con seguridad jurídica para impulsar sus negocios, avanzar en la modernización y ofrecer al turista calidad y excelencia”. Asimismo, expresó que "con 900 kilómetros de costa y unas 380 playas, el turismo de sol y playa es uno de los principales segmentos turísticos del destino"; y añadió que "el litoral andaluz cuenta con más del 66% del total de plazas de alojamiento del conjunto de la región, superando las 290.000".

Según los datos de esta Consejería, en lo que se refiere a la demanda, en 2013 el litoral de la comunidad recibió 13,1 millones de turistas, el 59% del total de visitantes llegados a la región en dicho ejercicio; mientras que los ingresos por turismo en la costa andaluza ascendieron a 10.100 millones de euros.

El uso y disfrute de la playa es precisamente la actividad más realizada por los turistas de litoral, siendo este factor uno de los principales motivos para la elección de Andalucía como destino para sus vacaciones. Además, la calidad de las playas y sus servicios destaca entre los aspectos más valorados, con una calificación de 8,1 puntos sobre 10.

Así las cosas, la Consejería de Turismo y Comercio sitúa al litoral como el segmento que acapara una mayor intensidad promocional en el marco del Plan de Acción 2015, con actuaciones dirigidas al mercado nacional e internacional.

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, defendió para la costa andaluza un “modelo de crecimiento sostenible que permita mantener la calidad de sus playas, compatibilizándolo con el desarrollo económico y el mantenimiento del sector turístico del litoral”. En este sentido, afirmó que el turismo de sol y playa permitió en el pasado estimular la economía andaluza y que hoy, sigue siendo un modelo imprescindible para nuestra economía, que representa el 12,9% del Producto Interior Bruto (PIB) andaluz. 

Dentro de esta oferta turística, los chiringuitos son, según Serrano, un elemento estratégico, y una fuente de riqueza y empleo para los andaluces.  Por ello, la Junta ha  agilizado la tramitación de concesiones de este tipo de establecimientos para ofrecer así una mayor seguridad a los propietarios de estas instalaciones, con el fin de que sus inversiones se realicen con más garantías y confianza. Asimismo, destacó que en los últimos tres años, se ha duplicado el porcentaje de chiringuitos con concesión, que alcanza en la actualidad el 35,5%, frente al 15% de antes. 

De otro lado, Serrano aseguró que desde la Junta se ha defendido la postura de estos empresarios ante el nuevo reglamento de Costas, al considerar que la condición de ocupante la ostentan los explotadores de la instalación, es decir, los empresarios y no los ayuntamientos que en su día obtuvieron la extinguida concesión. En la provincia de Málaga, 153 chiringuitos, cuya autorización está extinguida o en trámite pueden regularizar su situación mediante dicha norma antes del 11 de abril. 

En el transcurso del acto, la titular de Medio Ambiente recordó que de los 771 chiringuitos censados en Andalucía, 274 (un 35,5% del total) tienen expedientes resueltos favorablemente y están en situación plenamente legal;  304 se encuentran con solicitudes en trámite, 42 dependen de una resolución del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y 151 no han solicitado concesión o se les ha denegado. 

En el caso de la provincia de Málaga hay censados 413 establecimientos de este tipo. De esta cifra, 102 han sido regularizados favorablemente por la Junta de Andalucía, 192 están en trámite, 102 están sin título y 17 se encuentran a la espera de la resolución de la Administración General del Estado. Esta provincia es además la que concentra el mayor número de chiringuitos inventariados (53,5%), la mayoría en la Costa del Sol, seguida de Cádiz (20%), Almería (9,5%), Huelva (9,6%), Granada (7%) y Sevilla (1%).

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión