Andalucía difunde sus atractivos en Moscú

Andalucía acudió el mes pasado a Rusia para hacer de su oferta el mayor atractivo posible. Así, la Consejería de Turismo y Deporte participó de día 14 al 16 de marzo en la feria MITT de Moscú, el principal encuentro de la industria turística en Rusia, en el que se difundieron los atractivos del destino Andalucía con el objetivo de relanzar las llegadas de viajeros procedentes de este mercado. Según la Consejería, este encuentro, que ha celebrado este año su 24 edición, recibe anualmente a cerca de 30.000 visitantes, de los cuales más del 75% son profesionales del sector turístico ruso e internacional. Así, están representadas unas 1.700 compañías expositoras de unos 200 países y regiones.

Los técnicos de la Junta dispusieron de espacio en el expositor de Turespaña para atender al público general y mantener encuentros con los agentes rusos, acompañados por patronatos provinciales, ayuntamientos y una decena de empresarios de la comunidad. Entre las citas llevadas a cabo por la delegación andaluza para impulsar la comercialización del producto turístico del destino podemos destacar reuniones con los principales operadores de este emisor, como Natalie Tours, Coral Travel, Rusiber, Tex Tour, VRemia Tour, Anextour y Oblaka Travel.

El mercado ruso es un emisor de creciente interés debido a su carácter inversor y a su potencial desestacionalizador. Tras unos años irregulares, debido a la coyuntura política y la caída del rublo, comienza a mostrar síntomas de estabilización, con más de 241.000 pernoctaciones hoteleras en la región durante 2016, cifra similar al ejercicio anterior.

El perfil del turista ruso se divide en dos grupos muy consolidados: de clase alta y familiar. Los dos coinciden en tener entre sus actividades de ocio el turismo cultural, el de salud, sol y playa y las clásicas compras, según los informes de Turespaña. Actualmente, Rusia es uno de los países emisores con mayor gasto en el extranjero y su estancia media en el destino es de las más altas.

En líneas generales, el turista ruso que viaja a España tiene una edad comprendida entre los 25 y los 45 años. Su capacidad económica es alta y proviene de grandes ciudades, sobre todo de Moscú y San Petersburgo. Sus vacaciones son gestionadas en la mayoría de los casos por agencias de viajes en las que adquieren un paquete turístico y el visado correspondiente.

Frente a la idea tradicional de que es turista sólo de sol y playa, el turismo cultural se ha consolidado y, de hecho, las visitas a monumentos y museos y su pasión por la gastronomía son la tercera actividad más apreciada por los turistas rusos una vez en el destino.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión