Francisco Javier Fernández: “La alta ocupación se debe a la recuperación económica y el esfuerzo del sector”

Francisco Javier Fernández (Utrera, Sevilla, 1969) asumió hace unos meses el cargo de consejero de Turismo y Deporte, tras la reestructuración realizada en los distintos departamentos de la Junta. 

Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Sevilla en la especialidad de Análisis Geográfico Regional, es también experto en Alta Dirección de Instituciones Sociales por el Instituto Internacional San Telmo.

Diputado del Parlamento de Andalucía tras las elecciones autonómicas del pasado 22 de marzo, ha ejercido diferentes responsabilidades tanto en la Administración autonómica como en la municipal. Entre otros cargos, ha desempeñado los de delegado en Sevilla del Gobierno de la Junta (2012-2015) y de la Consejería de Medio Ambiente (2010-2012). Y en el Ayuntamiento hispalense fue director de las áreas de Educación y Universidades (2003-2007) y Juventud y Empleo (1999-2003).  

En esta entrevista, el nuevo titular de Turismo y Deporte da cuenta de las líneas estratégicas que seguirá su departamento en la presente Legislatura.

- Tiene una amplia experiencia en la gestión pública. ¿Cómo afronta su nuevo cargo como responsable de Turismo y Deporte? ¿Qué puede aportar su experiencia a su nombramiento?

Lo afronto con ilusión, con responsabilidad y con muchas ganas de trabajar. Para mí es, a partes iguales, un orgullo y una responsabilidad que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, haya pensado en mí como máximo responsable del Turismo y el Deporte en Andalucía. Espero que mis años de gestión en otras áreas y en otras responsabilidades públicas aporten y sumen a esta nueva etapa en la que desde luego voy a poner todo mi empeño durante los próximos años para fomentar políticas que sean útiles y sirvan a los ciudadanos y ciudadanas de Andalucía. 

- ¿Cuáles son los retos que se ha marcado para esta Legislatura?

Los retos que tenemos por delante en los próximos años tienen que ver con la lucha contra la estacionalidad en la actividad turística, la creación de riqueza y empleo de calidad y estable, la consolidación de Andalucía como destino de excelencia, y la universalización de la práctica deportiva entre la población, entre otras. 

El turismo es una industria determinante para Andalucía que supone el 13% del Producto Interior Bruto (PIB) regional, más de 330.000 empleos y unos ingresos de 16.700 millones de euros. A pesar de los buenos datos del sector y de estar alcanzando cifras históricas, no podemos caer en la autocomplacencia y debemos ser más ambiciosos, tener una mirada más amplia, transversal, integradora, que nos permita desarrollar todas las potencialidades del sector con programas, estrategias y acciones que nazcan del consenso y la participación. Ése es el verdadero reto. 

En cuanto al deporte, hay que redefinir y ampliar el concepto tradicional del deporte -más allá del importante fenómeno mediático- hacia una práctica deportiva generalizada. Y para ello la nueva Ley del Deporte en Andalucía, actualmente en trámite parlamentario, es un paso importantísimo. 

- En el caso del primer reto que ha mencionado, el de la estacionalidad, algunos touroperadores piensan que este problema es como la pescadilla que se muerde la cola: no pueden traer turistas porque hay muchos establecimientos cerrados en invierno y estos cierran porque no hay visitantes. ¿Qué soluciones plantea el Plan contra la Estacionalidad?

Andalucía puede y debe ser un destino abierto los 365 días del año. Tenemos recursos suficientes para configurar un interesante catálogo que abarque todas las temporadas, y la estrategia debe pasar por saber combinar estos recursos, ponerlos en valor y mejorar su comercialización. Desde la Consejería nos hemos propuesto mantener el actual Plan contra la Estacionalidad, que surgió del consenso con el sector y que busca precisamente esto, mostrando Andalucía como un destino diverso y plural, adaptando las campañas de comunicación a los modelos vacacionales de los diferentes mercados, favoreciendo la promoción de productos con alta capacidad desestacionalizadora, o incentivando la oferta complementaria y la creación de clubes de producto que hagan más atractiva nuestra oferta. 

- Otra meta que ha mencionado es impulsar la excelencia turística. ¿Cuál es el nivel en la región y cómo contribuye el Plan de Calidad a impulsar esa excelencia en el destino?

Simplificando la definición, calidad es la diferencia entre las expectativas generadas y el servicio realmente percibido. Es decir, si recibimos más de lo esperado, hablaremos de producto o servicio de buena calidad. En líneas generales el Plan de Calidad Turística de Andalucía pretende garantizar que esa percepción se equipare a las expectativas generadas por el destino. Y parece que lo estamos consiguiendo, porque las valoraciones de nuestros turistas son cada vez más elevadas. Actualmente nos dan una nota superior a 8 puntos sobre 10, y en algunos segmentos como cruceros o salud y bienestar alcanzamos el sobresaliente. Desde un punto de vista técnico, el Plan se ha traducido en un considerable incremento de las empresas turísticas que han certificado sus sistemas de gestión de la calidad, medio ambiental o de accesibilidad. Según nuestro último directorio, Andalucía cuenta con más de 2.000 distinciones y 1.500 establecimientos y espacios reconocidos bajo alguna de las principales figuras de certificación.

- ¿Qué estrategia utilizarán para llevar a cabo la universalización del deporte en Andalucía?

El deporte juega un papel cada vez más relevante en nuestra sociedad, tanto por los beneficios que reporta para la salud como por los valores tan positivos que crea y transmite. La concepción del deporte como un derecho universal de los ciudadanos es la clave del proyecto de Ley del Deporte de Andalucía, que actualmente se encuentra en trámite parlamentario y en el que han participado más de un millar de andaluces que han contribuido para que tengamos la normativa deportiva más avanzada e innovadora del país.

Esta ley quiere considerar al deporte como un derecho que debe ser garantizado en condiciones de igualdad, seguridad, salud y calidad. Por eso introduce una nueva clasificación que otorga protección jurídica no sólo a la competición federada, sino también a las actividades deportivas de ocio y a las competitivas que no tienen carácter oficial, como las carreras populares. El objetivo es salvaguardar la salud y la seguridad de todos los consumidores y usuarios de centros deportivos, gimnasios, piscinas, clubes y todo tipo de servicios deportivos. El proyecto incluye además la lucha contra el dopaje, regula por primera vez con rango legal el ejercicio profesional en el sector y  se centrará en prevenir y combatir la violencia, el racismo y la xenofobia.

En materia de igualdad, se recogen medidas para fomentar la práctica deportiva de personas con discapacidad y favorecer su integración en las federaciones andaluzas, y programas específicos de impulso del deporte femenino y del acceso de las mujeres a niveles de responsabilidad y decisión. 

- Volviendo al turismo, Andalucía ha registrado excelentes resultados este verano, ¿cuál cree que es la principal causa? ¿Puede hacer una valoración?

La recuperación económica de nuestros emisores tradicionales ha tenido mucho que ver en los buenos datos que estamos registrando este verano, pero no creo que sea la única causa. Tenga en cuenta que hace apenas 60 años unos 15 destinos internacionales se repartían la práctica totalidad del turismo mundial; y que hoy en día hay casi tantos destinos como regiones ya que no cesan de aparecer nuevos competidores dispuestos a hacerse un hueco en este complejo escenario. Si la oferta andaluza no hubiese hecho sus deberes en todo este tiempo, no seguiríamos liderando el turismo en este país. Por eso, más allá de la salida de la crisis, creo que hay detrás un importante esfuerzo de empresarios, agentes, administraciones y trabajadores en general de esta industria, que han mantenido nuestro atractivo para que esta corriente positiva soplara a nuestro favor. De hecho, en los meses de junio y julio hemos registrado un incremento conjunto del 7,6% en las pernoctaciones hoteleras en nuestra región, más del doble del registrado de media en el resto del país. Supone el mejor arranque de verano del que tengamos constancia pero, como he referido antes, más allá de estas buenas cifras nuestro interés se centra en conseguir que este crecimiento sea sólido y se transforme en generación de riqueza y empleo de calidad.

- Además, se está produciendo una tendencia a que la temporada alta se prolongue a septiembre y octubre, debido al buen clima, ¿cuáles son las expectativas para estos meses?

Efectivamente comprobamos que la temporada alta es más prolongada. En gran medida por el clima favorable, que está permitiendo disfrutar de veranos más largos e inviernos menos fríos, más generosos desde un punto de vista turístico. Pero también, como le comentaba antes, por el impulso que ha experimentado la industria turística andaluza en estos años, adaptando su oferta a un nuevo perfil de demanda cada vez más interesado en realizar escapadas cortas en cualquier época del año. De mantenerse nuestras previsiones, podríamos cerrar los meses de septiembre y octubre con crecimientos superiores al 4%, y llegar a fin de año con el 5% de incremento medio que nos fijamos como objetivo para todo el ejercicio.

- ¿Cómo se puede afianzar esta tendencia desde las instituciones públicas?

Apoyando aquellas acciones que reduzcan la estacionalidad del destino. Con este fin ya trabajamos en la consecución de una mayor homogeneidad de la actividad turística, mediante actuaciones que buscan una distribución temporal más uniforme de los flujos turísticos. También hemos concentrado esfuerzos en atraer nuevos mercados emisores y segmentos de demanda más concretos, conociendo mejor sus hábitos de viaje y motivaciones fuera de la temporada alta, de forma que podamos apoyar la comercialización de productos turísticos especializados para estos perfiles concretos.

- Para consolidar el liderazgo de Andalucía se están llevando a cabo distintas actuaciones de promoción y comercialización, ¿cuáles destacaría?

La promoción y difusión de Andalucía no se detiene nunca, como lo requiere un mercado turístico de una altísima competencia, con multitud de destinos y un número cada vez mayor de potenciales clientes que buscan el destino idóneo para sus vacaciones en cualquier momento del año. Por ese motivo, el Plan de Acción 2015 contempla más de 700 acciones en unos 50 países durante todo el año, actuaciones con las que pretendemos reforzar la posición competitiva del destino, seguir mejorando nuestra cuota de mercado, potenciar nuestros principales segmentos y atractivos y describir al viajero nuevas propuestas y experiencias.

En lo que resta del año quedan muchas acciones de gran relevancia, la más importante, la World Travel Market de Londres, una de las principales ferias mundiales del sector y la más relevante de nuestro primer emisor internacional. Pero también tendremos presencia en otros emisores como Rusia, Japón, países nórdicos, Alemania, Francia... Todo esto sin olvidar nuestro principal mercado, el nacional. Una batería de actuaciones con la que pretendemos contribuir al buen desarrollo del presente ejercicio turístico, pero también trabajar ya de cara al próximo 2016.

- Su departamento se ha propuesto fidelizar a los viajeros y atraer a nuevos visitantes diseñando nuevos productos singulares andaluces. ¿Qué nuevas formas de turismo se quieren potenciar?

Observando las tendencias actuales, podemos llegar a la conclusión de que hoy en día la segmentación, la innovación y la sostenibilidad se han convertido en herramientas fundamentales para asegurar la viabilidad de cualquier destino turístico. Antes bastaba con crear oferta para saciar a una demanda que se dejaba atraer con cierta facilidad. Ahora no, ahora cuesta mucho más llamar la atención, destacar entre los competidores y conseguir rentabilizar el esfuerzo. Una de las soluciones pasa por dotar de mayor protagonismo a los microsegmentos y aumentar la diversidad de nuestra oferta para hacerla más atractiva, sin perder de vista la calidad. Así lo hemos interpretado en el actual Plan Anual de Promoción Turística, que contempla acciones de marketing en 50 segmentos distintos. Probablemente nunca hemos trabajado una oferta tan diversa como la actual, y creo que es el camino correcto.

- De forma complementaria a la acción de promoción, la Consejería desarrolla actuaciones en el territorio, como el Plan Qualifica, que incluye a varios municipios de la Costa del Sol. Han anunciado que se van a desarrollar iniciativas similares en el resto de Andalucía. ¿Qué tipo de proyectos tienen previstos y dónde?

El Plan Qualifica ha sido y es un proyecto de referencia a nivel nacional en cuanto a coordinación entre administraciones y agentes sociales implicados en el turismo. Por supuesto, queremos exportar las actuaciones exitosas y los buenos resultados a otros municipios que requieran de este impulso de dinamización, y favorecer así un equilibrio entre territorios. El qué y el dónde es lo que vamos a estudiar detenidamente en los próximos meses. 

- Ciertamente, en el ámbito turístico, Andalucía es un ejemplo a seguir por la colaboración público-privada. Los planes de la Consejería han sido consensuados entre empresarios, responsables políticos e incluso ciudadanos. ¿Qué otros destacaría de los que hay en marcha en estos momentos?

Sin duda, el éxito de la actual planificación turística andaluza tiene mucho que agradecer al ordenamiento diseñado en los últimos años y, especialmente, a que éste ha partido del propio sector, tras consensuar las propuestas con las administraciones implicadas, agentes sociales y empresariales, con los ciudadanos y hasta con los turistas que nos visitan. Con esta amplia visión se han puesto en marcha en nuestro territorio multitud de Planes Turísticos, de Competitividad y Dinamización, de Grandes Ciudades, de Recualificación de Destinos, de Municipio Turístico, Iniciativas de Turismo Sostenible, o estratégicos como el Plan Director de Promoción Turística, el de Calidad y Contra la Estacionalidad. Entre este amplio conjunto de actuaciones, la que considero va a cobrar mayor relevancia en los próximos años es precisamente la que en este momento se encuentra en fase de redacción y que va a dotar de mayor coherencia a todas las actuaciones en ejecución: el nuevo Plan General de Turismo Sostenible. Este programa integral va a suponer un importante impulso para el desarrollo del turismo en Andalucía y aportará las líneas maestras sobre las que articular la evolución futura de nuestra industria turística. Estamos muy ilusionados con este proyecto, que pronto será una realidad.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión