Damián Caneda: “Las pernoctaciones de alemanes se incrementaron un 30% el año pasado”

La trayectoria política de Damián Caneda, concejal de Cultura, Turismo y Deporte y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Málaga, se acompaña de una amplia experiencia profesional; en esta entrevista nos da las claves para el crecimiento turístico, cultural y de grandes eventos producido en los últimos años en la capital malagueña.

- El próximo mes se celebra una de las ferias turísticas más importantes del mundo, la ITB de Berlín, ¿qué actuaciones destacaría de las que se llevarán a cabo? 

Alemania para nosotros es el mercado extranjero más importante después del británico; el año pasado las pernoctaciones subieron un 30%. Es el mercado que más ha crecido, por lo que queremos intensificar la promoción. En este sentido, vamos a ir con expositor propio a la feria, donde tenemos previsto llegar a acuerdos con touroperadores culturales, principalmente. También queremos alcanzar acuerdos en el tema de vuelos, que funcionan bien pero es necesario que haya más frecuencias y a cuantos más destinos alemanes mejor. 

Se trata de unos turistas que se adaptan perfectamente a la oferta del destino malagueño, con inquietudes culturales e interesados en la gastronomía. 

Nosotros tenemos la ventaja de que somos un destino multisegmento, ideal para el mercado alemán. Y para que lo conozcan de primera mano, vamos a trabajar junto a la OET de Alemania para realizar viajes de familiarización y press trip.

- Málaga cerró 2013 como el destino que más creció en todos los indicadores turísticos, ¿a qué cree que se ha debido?

Llevamos dos años seguidos siendo la ciudad que más crece; este año lo hemos hecho un 8% y creo que es lo aconsejable. Un 99% de los visitantes se lleva una impresión muy positiva de Málaga, encuentran más de lo que esperaban y no queremos tener defectos en el producto, para seguir teniendo un índice alto de satisfacción de los turistas. 

Pensamos que este crecimiento se debe a que el turismo se desarrolla de forma muy transversal; todos los sectores están unidos en torno al Foro de Turismo de Málaga; cada mes nos reunimos los agentes del sector y discutimos lo que va bien y lo que va mal y eso está funcionando muy bien.

- ¿Qué previsiones tienen para este año?

En 2014 esperamos oficialmente un crecimiento del 4%, aunque podríamos llegar al 7%. Queremos hacer hincapié en el mercado nacional, que es el que ha estado más débil en 2013. Vamos a hacer un esfuerzo para promocionarnos en Andalucía, Cataluña, Madrid y Valencia. 

-¿Por qué otros mercados están apostando desde el destino malagueño? 

Tenemos divididas las actuaciones en tres partes: una se dirige al mercado nacional, cuyas acciones fortalecemos este año; luego están  los mercados tradicionales (Alemania, Reino Unido, Francia y Países Nórdicos), que son los que más han crecido y mejor responden a nuestras promociones. Y finalmente, los mercados emergentes, como el ruso, el chino o el turco. 

El chino ha batido el récord de crecimiento este año en términos relativos; por eso, haremos allí  una acción fuerte con touroperadores y compañías aéreas. El ruso es también importante, nos complementamos con la Costa del Sol. Y en cuanto al turco, ha crecido un 80% y tenemos muy buenas expectativas en este mercado, que nos sirve de puerta a todo Oriente.

- ¿En qué segmentos se está haciendo hincapié?

El turismo de congresos está funcionando muy bien. En estos momentos tenemos 240 candidaturas abiertas, de las cuales el 40% son internacionales. De las 250 acciones promocionales que hay previstas, casi un centenar están destinadas al turismo de congresos. El año pasado el número de participantes creció un 5%, y este ejercicio vamos a superarlo porque ya tenemos más reservas que nunca. 

Congresos como el de Samsung, que se celebró hasta el pasado mes de febrero, son muy relevantes: vienen 10.000 personas, 2.000 periodistas y 8.000 empresarios de todo el mundo, y es una gran forma de difusión.

Esto repercute en toda la ciudad: los museos, el comercio, la hostelería... En cuanto a la ocupación, en el caso del congreso de Samsung hemos repartido a los integrantes entre Málaga y Marbella, porque muchos querían alojarse en establecimientos de cinco estrellas Gran Lujo.

- ¿Sería necesario un hotel de este tipo en Málaga? 

Absolutamente necesario. Málaga necesita un hotel de cinco estrellas Gran Lujo y va a ser negocio porque hay demanda, gracias a este tipo de congresos. 

El que tenemos claramente posicionado es el del Palacio Miramar, pero es un proyecto muy ambicioso y costoso; estamos esperando a que los propietarios se decidan a realizar la inversión. Incluso sería necesario tener un complejo más grande, de unas 400 habitaciones. Esto no perjudicaría en nada a los hoteles que tenemos porque la ocupación sigue creciendo. 

- En cualquier caso, la ciudad está preparada para recibir grandes eventos, como es el caso de la Copa del Rey de Baloncesto. El binomio deporte y turismo está funcionando bien en Málaga.

Sí, los acontecimientos deportivos están influyendo mucho en la ocupación. La repercusión de la Copa del Rey ha sido espectacular, y otro ejemplo fue la celebración de la Maratón, cuando se produjo un incremento del 18% de la ocupación en relación al año anterior; se dobló el número de participantes y hubo un 40% de extranjeros. Esto también sirve para promocionar la ciudad.

- ¿Qué perspectivas hay en el segmento de cruceros para este  año?

No crecerá mucho porque depende del mercado nacional, y ha bajado. Esto hace que las navieras no apuesten por el destino para incluirlo en los circuitos, como  es el caso de Royal Caribbean. Pero estamos trabajando con otras compañías como Pullmantur o MCL, y este año viene por primera vez Disney Cruise Line. 

Asimismo, hemos compensado la caída del segmento de cruceros con el de congresos y el cultural.

- Cambiando al tema cultural, al comienzo de su etapa como concejal de Cultura usted afirmaba que su gestión tendría dos líneas estratégicas: por un lado incrementar el consumo de cultura, llevándola a los barrios, y por otro seguir trabajando en una cultura de élite, ¿qué balance hace de estos tres años?

Estamos muy contentos porque hemos conseguido las dos cosas: en un año difícil para España hemos batido récord en Málaga en los teatros, de hecho hemos pasado de 200.000 espectadores en el Cervantes por primera vez en la historia. Respecto al cine, hemos tenido el mejor festival, el de más participación, y esto está vinculado a que hemos hecho acciones en los barrios donde hemos promocionado el teatro y el cine, hemos hecho clubs, centros culturales en las bibliotecas de los barrios, en las cuales  se han hecho más de 260.000 préstamos de libros. 

En definitiva, estamos consiguiendo que crezca el consumo de cultura, baste como ejemplo el Thyssen con un crecimiento del 24% el año pasado.

- Respecto al Auditorio de Música de Málaga, decía que era el único proyecto donde había que retratarse, ¿cómo ha quedado su retrato? ¿y el de las otras administraciones?

La verdad es que el Ayuntamiento de Málaga es el único que realmente quiere tenerlo y por ello estamos peleando; yo creo que es fundamental, lógico y justo, aunque es verdad que quizá no sea el momento, porque 100 millones de presupuesto son muchos para la situación que estamos viviendo, pero tenemos que seguir luchando. 

Tenemos el Teatro Cervantes colapsado, Hemos creado una oportunidad de tener el teatro lleno pero con el gran inconveniente, para los musicales y para otras muchas cosas, del aforo y el tamaño. La gran limitación es para la ópera, no podemos traer una ópera porque perdemos tanto dinero que la única forma sería tener una subvención o un patrocinador que nos diera tanto dinero como tenemos probablemente para todo el año de programación. 

Es lógico que una ciudad como Málaga, que prácticamente es la capital de una población de 1.500.000 habitantes tenga un gran Auditorio. Vamos a seguir trabajando para que así sea.

- ¿Y qué lo está frenando?

El dinero. Ahora mismo ni la Junta de Andalucía ni el Gobierno central, políticamente ni financieramente, pueden defender que van a invertir 50 millones en un auditorio cuando están recortando en cosas elementales. Aún así, nosotros tenemos que seguir trabajando en ello. 

Además el auditorio, por estar donde está y ser un proyecto que va a ser emblemático para la ciudad va a tener muchos beneficios, ya que unido a la tabacalera crea un nuevo atractivo en una zona como es la carretera de Cádiz, que es prácticamente una ciudad de 140.000 habitantes. 

- ¿En qué fase se encuentra el edificio del antiguo cine Astoria, que será la sede de la ampliación de la casa natal de Picasso? 

Está un poco frenado pero tampoco nos lo tomamos con excesiva prisa, yo creo que la ciudad tiene que ir creciendo paulatinamente. La ventaja es que tenemos muchos proyectos; estamos trabajando con el centro Pompidou, con el nuevo centro de formación tecnológica de tabacalera y el centro de investigación de coches eléctricos, entre otros.

- ¿De qué manera se va a financiar?

Se pretende que sea inversión público-privada, en algún caso nosotros podemos ayudar, dependiendo del impacto que creamos que tiene para la ciudad. Cuando anunciamos el Centro Pompidou, sabíamos que tiene un gran potencial turístico, ya que nos pone en el mapa por ser un centro cultural de primer orden, por tanto creímos conveniente aportar nuestra ayuda. 

En cuanto al Astoria queremos que lo ponga todo el inversor privado y que nosotros nos quedemos con una planta que albergue el centro de estudios picassianos y una sala de exposiciones.

- Se dice que el Soho es un proyecto que ha empezado la casa por el tejado, tratando de convertir de la noche a la mañana un barrio infrautilizado en el centro de una comunidad artística que no existía, ¿qué opina al respecto?

Lo importante es que en efecto tenemos un barrio infrautilizado y en muchos aspectos muy castigado al lado del centro. Hay dos polos que son reales, el Teatro Alameda, teatro privado y que sobrevive él solo sin ninguna ayuda durante muchos años y el CAC, que es un ejemplo de cómo un museo puede haberse puesto entre los diez mejores de Europa en una ciudad que no tenía mucha vinculación con el arte contemporáneo. 

Respecto a lo demás, hay empresas que se han instalado en el Soho y desde luego ha habido una ayuda evidente por parte municipal. Queremos hacerlo, pero quizá no era el mejor momento para que viniera mucha gente a vivir allí en el plano artístico. Hemos hecho cosas como el proyecto Maus con fondos europeos, con la intención de recuperar un barrio, recuperar una zona del centro, creo que para bien. Digamos que es mitad y mitad, es provocado porque en un momento difícil tenemos que incitarlo, pero si es artificial o no… es, digamos, lo que es. No creo que haya que hacer esa división tan drástica.

- ¿Qué nos puede contar del futuro Museo de Málaga, cuyas instalaciones, terminadas hace tiempo, siguen esperando a que se cuelguen las obras que llevan años en los almacenes

Ahora estamos con el plan museológico que estará en 2015 y lo normal es que pudiera abrirse a finales de ese mismo año; 

Málaga va a tener un equipamiento que nos va hacer subir un peldaño, con la gran suerte de que está junto al Teatro Romano, la Alcazaba, el Museo Picasso, la Catedral, el Muelle Uno, etc. Estamos creando un entorno precioso en un kilómetro cuadrado, lo que supone una oferta que probablemente no tenga ninguna ciudad del mundo. 

Hay un problema financiero, pero sin duda será el mejor museo de Málaga en cuanto a continente, con la ventaja de incorporar un museo arqueológico excepcional y una excelente colección de pintura del XIX.

- Háblenos de la sucursal del Pompidou, ¿de qué manera va a complementar la oferta cultural y turística de Málaga?

Creo que el Muelle Uno es un nuevo encanto de Málaga, y el poner ahí un centro cultural, y digo un centro cultural más que un museo,  creo que lo complementa perfectamente porque recibirá visitantes de todo tipo, aportará vida. 

Será un complemento importante para la oferta gastronómica y comercial que ya ofrecen el muelle y el puerto.

- ¿En qué punto se encuentran las conversaciones con Unicaja para su financiación? 

Siempre hay algo que enlentece las conversaciones. Todavía no somos realmente propietarios del cubo, que pertenece al puerto y nos lo tiene que ceder. 

Llevamos dos años o más de retraso, y hasta que no lo tengamos no podemos firmar un acuerdo con los posibles patrocinadores de la idea. Si no fuera Unicaja tenemos otras alternativas, pero nos gustaría que tuviera su referente cultural en Málaga y creemos que es ideal que sea ese, pero si no, seguiremos con otras alternativas.

- ¿Qué expectativas tiene para esta edición del Festival de cine de Málaga?

Va a ser un festival especialmente bueno como lo están siendo todos, vamos a tener aquí a la patronal de los productores de cine de animación, vamos a hacer unas jornadas, una especie de encuentro de productores de contenidos donde van a tener la oportunidad de relacionarse creadores con financiadores, empresas con creativos para que el festival se convierta en un evento anual importante, no solo para los españoles, sino para los  inversores japoneses, americanos, etc. Estamos también contentos porque las películas del año pasado que triunfaron han tenido un éxito objetivo en los Goya.

- Y para terminar, ¿qué eventos culturales destacaría para este 2014 que empieza?

Tendremos muy buenas exposiciones, el musical ‘Los miserables’ en julio, también el Festival de Cine que va a sorprender con muy buenas películas y con muchas de las secciones nuevas. También creo que tenemos que hacer un esfuerzo para que Málaga tenga un festival pop-rock de primer nivel.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión