Sierra nevada arranca fuerte 2017

La estación invernal de Sierra Nevada registró un total de 70.000 visitantes, de los que 54.000 fueron esquiadores, durante los nueve días comprendidos entre el sábado 3 y el domingo 11 de diciembre, con los festivos de la Constitución y la Inmaculada entre ellos, lo que ya se considera temporada 2016/2017. Un periodo de tiempo en el que los hoteles de la urbanización de Pradollano y carretera de acceso superaron el 70% y que hace presagiar que el año 2017 va a ser muy importante para la estación. Y es que según Cetursa, la empresa que gestiona el espacio invernal, la mayor parte de los 54.000 esquiadores, unos 30.000, se concentraron en tres días (jueves, viernes y sábado). En esas jornadas, la ocupación hotelera en la estación, que a inicio de semana apuntaba hacia un 70%, acabó superando el 80%. En la primera parte de la semana, con una meteorología menos favorable que la segunda, se registró una ocupación del 60%.

Durante todos los días, la estación ofreció una media esquiable de 70 kilómetros, con todo el desnivel (1.200 metros), pistas en todas las zonas, así como el miniparque de freestyle en Loma de Dílar y el área Laguna de las Yeguas, abiertos. Por ello, la consejera delegada de Cetursa Sierra Nevada, María José López, señaló que resultó "una larga semana jalonada con dos festivos porque no puede considerase un puente como tal. No obstante, tanto la afluencia como la ocupación han sido muy buenas, y sobre todo se ha ofrecido un gran esquí en Sierra Nevada. Además, han sido unos días festivos en los que, como viene siendo habitual, la vinculación entre Sierra Nevada y la ciudad de Granada ha sido muy estrecha".

En este periodo, Sierra Nevada programó actividades lúdicas dedicadas especialmente a los niños con actividades en la pista de El Mar, y conciertos al finalizar la jornada de esquí, como el que ayer protagonizó el grupo de versiones Ipop. Actividades que se van a extender hasta finalizar las fechas navideñas ya bien metidos en enero del año que acabamos de inaugurar. Además, Sierra Nevada aprovechó esta elevada afluencia de esquiadores y visitantes para inaugurar la actividad de esquí nocturno en la pista de El Río (con 230 esquiadores) y la jornada de observación astronómica en Borreguiles (2.700 metros de altitud).

La estación aprovechó el descenso de temperaturas registrado en las noches de mediados de diciembre para consolidar espesores en las pistas más frecuentadas y mejorar los puntos débiles de algunas pistas en Loma de Dílar o el tramo final de El Río. Además, contó con la iluminación de la pista de El Río, que conecta el área de Borreguiles y Pradollano, para lo cual se puso en funcionamiento el telecabina Al Andalus de 19.00 a 21.30 horas.

La pista de El Río, que fue iluminada para esta actividad a mediados de los años noventa, ofrece 3,3 kilómetros esquiables y un desnivel de 600 metros. El Río dispone de 35 puntos de luz a lo largo de su recorrido para desarrollar la actividad de esquí nocturno. La apertura del esquí nocturno coincidió, así, con una jornada de observación de estrellas en Borreguiles, a 2.700 metros de altitud, una actividad indicada para no esquiadores que "podrán acceder a la zona aprovechando la puesta en marcha del telecabina Al Andalus".

Estas actividades se enmarcaron por tanto en un puente de la Constitución y la Inmaculada en el que Sierra Nevada ofrece 70 kilómetros esquiables con espesores entre 20 y 150 centímetros, pistas en todas las zonas y todo el desnivel esquiable -1.200 metros- a disposición de los usuarios.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión