El deporte como meta de promoción

El turismo de deporte sigue su ascenso imparable. Cada vez son más los visitantes que llegan a Andalucía buscando nuevas experiencias y nuevas formas de conocer la región, y el turismo deportivo es un buen reclamo que además se complementa con la gran acogida de las diversas competiciones que se celebran en nuestro territorio. Dos de estos eventos destacados son el Desafío Doñana, que este 2016 celebrará su séptima edición, y la Andalucía Bike Race, que ya ha sido llevado a cabo este año con unos resultados muy positivos.

De hecho, la Andalucía Bike Race ha batido este año un récord de participación con 800 deportistas de más de 30 países. El evento, que se celebró en la provincias de Córdoba y Jaén entre los pasados días 21 y 26 de febrero, generó un impacto económico directo e indirecto de casi 4,6 millones de euros, según los resultados de un estudio realizado por la Universidad jiennense. Unos datos que reflejan la buena salud de un segmento turístico que aún tiene mucho que ofrecer.

Andalucía Bike Race es una prueba de bicicleta de montaña dividida en seis etapas que cada año atrae a más y más participantes, y a más público, siendo un gran epicentro de promoción para Andalucía. Es una competición que se desarrolla por parejas y se disputa en las categorías Elite, Máster 30, 40 y 50, y Mixta. La de 2016 ha sido la sexta edición de la Andalucía Bike Race que comenzó en la localidad de Martos, en la provincia de Jaén, con una contrarreloj, una etapa de 50 kilómetros y 1.409 metros de desnivel. Con salida y llegada en Jaén capital, la segunda etapa fue la de mayor desnivel acumulado, 2.631 metros en 76,8 kilómetros, y con un recorrido lleno de tramos técnicos y toda clase de terreno. La tercera etapa se disputó en Andújar, con 72,3 kilómetros y 1.852 metros de ascensión. 

El desenlace de la competición tuvo lugar en la provincia de Córdoba con tres etapas maratón. La cuarta, de casi 90 kilómetros y 1.900 metros de desnivel positivo, fue la de mayor distancia, pero menos exigente que la quinta etapa, de 84,6 kilómetros y 2.080 metros verticales. La prueba finalizó con un recorrido de casi 70 kilómetros y 1.800 metros de desnivel acumulado.

Beneficio en todos los ámbitos

Además de los datos de participación, el informe elaborado por la Univesidad de Jaén, presentado por el presidente de la Diputación provincial jiennense, Francisco Reyes, y el secretario general para el Deporte de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández, resalta que la carrera reunió a 2.425 personas y tuvo un impacto directo en ambas provincias de 2,69 millones por el gasto generado por los participantes, la organización y los asistentes. El estudio refleja también el impacto de la celebración del evento sobre el empleo, con 134 puestos de trabajo a tiempo completo, y la proyección de la prueba tanto en el mercado nacional como internacional, ya que se registraron visitantes de 34 provincias españolas, destacando Barcelona, con más de la cuarta parte de los asistentes; y de 24 países distintos, entre los que sobresalen Alemania y Reino Unido. La Andalucía Bike Race está considerada como uno de los eventos deportivos por etapas más importantes del calendario nacional e internacional de mountain bike, por lo que no es de extrañar que consiguiera en este 2016 una aportación indirecta que ha ascendido a 1,27 millones, alcanzando la mediática los 611.395 euros, de modo, que la repercusión total de la prueba fue de 4,57 millones de euros. 

La cita, de categoría S1, es la única prueba española de estas características que cuenta con esta prestigiosa distinción otorgada por la Unión Ciclista Internacional (UCI), lo que supone un gran atrayente. Así, los visitantes presentan un alto grado de fidelidad, ya que el 42% ha asistido a la prueba entre dos y tres veces, y el 27% en más de tres ocasiones. La edición de este año batió su récord de participación, con 800 deportistas procedentes de más de 30 países, como Alemania, Andorra, Argentina, Austria, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, EE.UU., Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islas Vírgenes Británicas, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Sudáfrica, Suecia, Suiza y Ucrania.

Por último, un dato destacado del estudio es la valoración del evento (organización, seguridad, horarios, servicios del paddock, atención y trato recibido, y actividades complementarias), que se sitúa entre un 6,2 y un 6,6 sobre una puntuación de 7. Lo que demuestra una vez más que en Andalucía, en materia de conjugar turismo y deporte, las cosas se están haciendo bien con acciones que tienen claros frutos positivos.

Desafío Doñana 2016

Las cosas se están haciendo bien y ya se cuenta con suficiente experiencia para seguir creciendo. Una muestra de ello es que la VII edición del Desafío Doñana ya ha levantado grandes expectativas. Y es que competir en un lugar privilegiado como es este espacio natural atrae a un gran número de participantes y de público, lo que supone un gran impacto económico con un tipo de turismo sostenible y respetuoso con el medio ambiente. El Desafío Doñana, que se celebrará el próximo 24 de septiembre, es un triatlón de larga distancia organizado por la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta. En este año, la competición cuenta con una serie de novedades en el recorrido, como son la ampliación del segmento de ciclismo de 90 a 100 kilómetros, y la inclusión de Trebujena (Cádiz), por primera vez, como uno de los lugares de paso de la competición. La singularidad del Desafío Doñana viene determinada por el diferente orden y distancia de las disciplinas y por atravesar el Parque Nacional de Doñana, durante el tercer segmento de la prueba, la carrera a pie. Los triatletas, tras recorrer en bicicleta parte de la provincia de Cádiz y cruzar a nado el Guadalquivir, llegan a la Punta de Malandar, en la orilla de enfrente de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Los segmentos de natación y carrera a pie mantendrán las distancias respecto a las últimas ediciones, pero el aumento del recorrido en bicicleta permitirá este año ganar en seguridad, ya que los deportistas evitarán discurrir por tramos como la carretera del canal y la vía de servicio de la A-480 como se estaba haciendo hasta ahora. 

Preparando la salida

El próximo día 11 de este mes, Sanlúcar de Barrameda va a acoger una jornada de tecnificación de triatlón como actividad paralela al Desafío Doñana, en la que se realizarán una serie de actividades especiales con el objeto de orientar a los participantes en cuestiones como nutrición, preparación física y distintas nociones específicas sobre la prueba. Esta jornada está dirigida a los participantes y será impartida por expertos y triatletas profesionales a través de diferentes ponencias. Desafió Doñana comienza en la playa de Bajo de Guía de Sanlúcar de Barrameda. Durante la salida neutralizada, el pelotón ciclista rodará a lo largo de varios kilómetros por la localidad que acoge la desembocadura del Guadalquivir. Desde este punto, se dará la salida oficial de la carrera en la que se completarán un total de cien kilómetros en bicicleta, pasando por Trebujena, Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María, Rota, Chipiona y Sanlúcar de Barrameda de nuevo.

Una vez terminado el tramo de bicicleta, los participantes deberán nadar un kilómetro y atravesar el río Guadalquivir hasta la Punta de Malandar. En la playa de Malandar comenzará el último tramo, que consistirá en una carrera a pie a realizar íntegramente por Doñana, con 15 kilómetros de ida y 15 de vuelta. Este segmento tiene una dificultad añadida a la distancia a recorrer, al tener que sortear dunas y adaptarse a las arenas cambiantes en función de la crecida de la marea, buscando siempre la superficie más apta para correr.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión