XXII Festival de Jerez: Rendirse ante el taconeo

El Ballet Nacional de España abrirá el XXII Festival de Jerez -que se celebrará entre el día 23 del presente mes y el día 10 del próximo mes de marzo-, un certamen que se ha convertido en todo un referente en el mundo flamenco. Y aunque este festival está centrado en dicho baile, incluye diversos ciclos de cante y guitarra y no cierra la puerta a la fusión del flamenco con otras músicas.

 

El XXII Festival de Jerez supone un reconocimiento a la generación artística actual. Así, además de contar con Manuel Liñán -reciente Premio Nacional de Interpretación de Danza del Ministerio de Cultura-, este año acoge nombres tan destacados como Rocío Molina, Isabel Bayón, Rafael Carrasco, Daniel Doña, Andrés Peña, La Lupi, Alfonso Losa o El Junco. 

 

La generación joven siempre encuentra su espacio en la muestra: a este grupo pertenecen, entre otros, El Choro, Sara Calero, Gema Moneo, Belén López, Diego Villegas, Lucía La Piñona y Manuel Fernández 'El Carpeta', que cierra el festival. 

 

El ciclo 'Baile con ellos' completa una amplia oferta que incluye a Juan Ogalla, José Barrios, Alejandro Molinero, Emilio Ochando y Jesús Fernández. En cuanto al cante, el ciclo 'Mujeres de la Frontera' agrupa una serie de conciertos cuya temática será la mujer -tal es el caso del trabajo que presentará Vicente Soto para celebrar sus 50 años de profesión- o las intérpretes serán voces femeninas: como la jerezana María Terremoto, La Tremendita, Rocío Márquez, Encarna Anillo y Gema Caballero. También de cante es Raíz y Vuelo, una propuesta donde podrá verse a los jerezanos David Carpio y Ezequiel Benítez, entre otros, en sus trabajos más personales. La guitarra estará representada en el ciclo 'Toca Toque' y viene cargada de las nuevas melodías de Antonio Rey, José Carlos Gómez, David Carmona y Santiago Lara. Como cierre, el homenaje a dos maestros de este instrumento: Diego de Morón y Pepe Habichuela. 

 

Además del Teatro Villamarta de Jerez, la programación se extiende a otros escenarios como Sala Compañía, Sala Paúl, Bodegas González-Byass y las peñas flamencas. De esta manera, continúa con su idea de ocupar más la ciudad, al margen de sus escenarios habituales, fusionando el flamenco con los vinos y el patrimonio arquitectónico de la ciudad.

 

Según la directora de la muestra, Isamay Benavente, "hemos dado un paso más. Hemos marcado los cimientos del futuro". Ese futuro se concreta en la internacionalización del flamenco -"ya es hora de abrir la puerta a esos solistas" que nacieron en otros países- y en la acogida de artistas como residente en colaboración con los festivales de Londres, Hamburgo, Madrid y Almería. 

 

Y es que en el flamenco se está produciendo "un relevo generacional" promovido por una serie de artistas que, aunque han tenido un aprendizaje desde la raíz, "se sienten muy libres" para experimentar y crear su propio lenguaje.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión