Todo es posible en granada

En Granada, tal y como rezaba el título de aquella famosa película, todo es posible. Las posibilidades que ofrece esta provincia son casi infinitas, y su combinación las hace de una riqueza apabullante. Hay tantas cosas por hacer y ver que cualquier resumen se queda pequeño. De todos modos, vamos a intentarlo, aunque sabemos que no lo vamos a conseguir. 

Visitar sus dólmenes prehistóricos

Granada cuenta con uno de los parques megalíticos más completos de Andalucía. Los granadinos de hace unos 5.000 años erigieron cientos de enterramientos para honrar la memoria de sus muertos. Los dólmenes resultantes constituyen un magnífico ejemplo de arquitectura prehistórica que todavía hoy podemos contemplar. Destacan las necrópolis de Gorafe –con 240 dólmenes, la mayor concentración de España– Sierra Martilla y Peña de los Gitanos.

Dormir en un hotel cueva

Esta es una experiencia que sumerge al turista de lleno en la que todavía es el tipo de vivienda de más de 3.000 familias granadinas. Excavados en las entrañas de la tierra, estos establecimientos constituyen un magnifico ejemplo de la integración del hombre con la naturaleza y el paisaje. En las comarcas de Guadix y El Marquesado y El Altiplano existen más de medio centenar de estos singulares establecimientos.

Disfrutar de los balnearios y baños árabes

Los cinco balnearios existentes en la provincia de Granada -Alhama, Alicún, Graena, Lanjarón y Zújar- son herederos de instalaciones romanas o musulmanas y una refrescante opción estival para olvidar la vida ajetreada y el estrés laboral. La oferta se completa con los diversos baños árabes modernos abiertos en la capital.

Subir a las cimas de Sierra Nevada

El Parque Nacional de Sierra Nevada alberga las cumbres más altas de la Península Ibérica, los picos Mulhacén y Veleta. Dos auténticos retos para los amantes del senderismo. En verano, cuando hay menos nieve y las condiciones meteorológicas son más favorables, existen dos sistemas mecánicos que facilitan a los senderistas el acceso.

Bañarse en las playas de la Alhambra

La Costa Tropical cuenta con 73 kilómetros de litoral. Diecinueve municipios componen el ‘Trópico de Europa’, una costa con una extraordinaria personalidad. Almuñécar, Motril y Salobreña son los tres municipios más turísticos.

Bailar flamenco

El Sacromonte granadino es una de las cunas del flamenco. Este barrio gitano es epicentro de la ‘jondura’ y el ‘duende’ y origen de la zambra, una fiesta de cante y baile flamenco que se remonta al siglo XVI. En los tablaos de las cuevas del Sacromonte y en el cercano barrio del Albaicín se pueden disfrutar todas las noches magníficos espectáculos de flamenco.

Enamorarse de la Música y la Danza

Los conciertos de grandes orquestas sinfónicas en el Palacio de Carlos V, la danza y el ballet en el teatro del Generalife o los recitales en el Patio de los Arrayanes son algunos ejemplos de actos culturales que se celebran en Granada. Este año el Festival Internacional de Música y Danza cumple su 65 aniversario y se celebra del 17 de junio al 8 de julio con un programa de 38 espectáculos. Por otra parte, el Festival Jazz en la Costa tiene una gran tradición. Este año llega a su 29ª edición y se celebra del 17 al 23 de julio. Así, los sones del otro lado del Atlántico fluyen entre la exuberante vegetación del parque El Majuelo de Almuñécar. En total habrá siete conciertos con bandas como la Stanley Clarke Band, Nicholas Payton Trio y Kenny Garret Quintet, entre otras. A ellos se suman dos espectáculos gratuitos en otras ubicaciones y los siete trasnoches en El Majuelo, también de libre acceso.

Ir de tapas

La propuesta no puede ser más atractiva: callejear por Granada y contemplar su historia viva mientras se van disfrutando tentempiés en pintorescos bares y tabernas. 

Contemplar el paisaje

Existen muchas formas de captar la esencia de Granada a través de sus miradores. Al más famoso de San Nicolás, con la Alhambra al fondo, se unen otros como los de Los Carvajales y Santa Isabel la Real que ofrecen privilegiadas vistas de las cúpulas y torres cristianas. Desde San Cristóbal, Sierra Nevada, la fértil vega y las murallas árabes se funden en una sola.

Rememorar a Federico García Lorca

Existen tres museos en los que se puede tomar contacto con el autor: el Museo-Casa Natal en Fuente Vaqueros, la Casa Museo en Valderrubio, y el museo de la Huerta de San Vicente. El Centro Lorca, en la capital, acoge también numerosas actividades en torno a la figura de Federico.

Aprovechar Sierra Nevada en verano 

Sierra Nevada se convierte en verano en un lugar idóneo para la práctica de actividades. La estación ofrece en julio y agosto un programa de diversión para grandes y pequeños: Un Bike Park con seis circuitos de descenso en bicicleta; campamentos de verano con cursos de idiomas; astroturismo con observación de la Luna y las Perseidas; orientación nocturna y una nueva edición de su festival de rock con conciertos gratuitos.

Descubrir La Alpujarra

Decenas de pequeños pueblos blancos, de empinadas y estrechas calles, conforman esta región privilegiada. Aislada durante siglos, la Alpujarra ofrece al visitante tierras casi vírgenes por recorrer, tradiciones ancestrales y una peculiar arquitectura que se puede contemplar especialmente en los pueblos del Barranco de Poqueira y Trevélez.

Divertir a los más pequeños 

Además del Parque de las Ciencias y el Museo Memoria de Andalucía, la provincia ofrece múltiples atracciones para que los niños lo pasen en grande: dos parques acuáticos (Cenes de la Vega y Almuñécar), un acuario y el parque ornitológico Loro Sexi (también en Almuñécar) y dos parques de cuerdas, en Granada y Víznar. También pueden jugar en Mirlo Blanco, en la estación de esquí de Sierra Nevada, y del Puerto de La Ragua.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión