Museo de Málaga: el reclamo del pueblo

Málaga se está ganando por derecho propio el sobrenombre de la Ciudad de los Museo. No en vano, la capital malagueña inauguró el pasado lunes 12 de diciembre un nuevo espacio museístico en el Palacio de la Aduana, una la pinacoteca que tiene el reto de convertirse en una de las más importantes de España y del conjunto de Europa. Con más de 18.402 metros cuadrados construidos, el inmueble es ya una obra de arte en sí mismo. Edificado a finales del siglo XVIII para dotar a Málaga de una aduana acorde con el creciente comercio marítimo de su puerto, este palacete neoclásico fue diseñado por Manuel Martín Rodríguez. Durante décadas fue utilizado como sede administrativa y comisaría de policía. El proyecto de su rehabilitación y adaptación devolvió al edificio la cubierta original diseñada a dos aguas que se perdió en un incendio de 1922. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto con el ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, así como el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, entre otros, fueron los encargados de inaugurar este espacio dedicado al arte y la historia que se suma y enriquece los más de 30 centros culturales con los que actualmente cuenta Málaga capital. Así, el espacio se suma a la oferta de la capital de la Costa del Sol que cuenta, entre otros, con el Museo Picasso Málaga, la Casa Natal de Picasso, el CAC, la Térmica, el Centre Pompidou o el Museo Ruso y entre sus eventos el Festival de Cine.

Susana Díaz no quiso dejar de subrayar que la inauguración de este museo supone un hecho importante para Málaga y toda Andalucía. "Es un acontecimiento esperado y, además, reconfortante" porque "han sido muchos años de negociaciones, acuerdos, obras y también porque demuestra algo importantísimo: que cuando las instituciones cumplen con lo que quieren los ciudadanos se tiene la conciencia y satisfacción de haber cumplido con nuestra obligación y compromiso de servicio público".

La presidenta incidió en que este espacio es "fruto de la lucha y el esfuerzo de numerosas instituciones y, en especial de los malagueños", y recordó especialmente a la plataforma ciudadana 'La Aduana para Málaga', esencial para estar "aquí comprometidos por hacer una de las pinacotecas más importantes de España y de Europa". En este sentido, reiteró que es un nuevo espacio para la cultura "que significa, además, una conquista largamente anhelada", ya que han sido casi dos décadas de trabajo, "de esperanzas alentadas por esa plataforma ciudadana que con su meritorio empuje consiguió el compromiso político para convertir este emblemático edificio" en lo que "la ciudadanía venía reclamando desde 1997". Díaz remarcó en que éste es un proyecto "que mejora la oferta museística de la ciudad y que completa un complejo y ambicioso programa urbanístico y cultural que en estos momentos ha hecho de Málaga un reclamo de calidad y un lugar atractivo para sus habitantes". También para Díaz, este Museo de Málaga "es una muestra clara de que, a través del diálogo, de la lealtad institucional se pueden llegar acuerdos positivos para todos".

Por su parte, Méndez de Vigo recordó que en el Museo de Málaga el Estado ha invertido 40 millones de euros y que alberga más de 15.000 piezas arqueológicas y 2.000 referencias de Bellas Artes. "Será el museo estatal de mayor tamaño ubicado en Andalucía, que pasará a ser gestionado por la Junta andaluza".

Una colaboración entre administraciones que ha llegado a buen puerto, ya que las actuaciones del Ministerio han comprendido, por una parte, la rehabilitación y renovación integral de este edificio "para devolverlo al lugar principal que debe ocupar" y, por otra parte, el discurso museográfico actualizado "para comunicar de la manera más clara posible la importancia y la singularidad de los 17.500 bienes culturales que se custodian". De este modo, para el ministro "culmina un ambicioso proyecto" para "dotar a Málaga de un museo a la altura del siglo XXI, donde se reúnen las excepcionales colecciones del Museo de Bellas Artes y Arqueológico de esta ciudad".

La fecha del 12 de diciembre para su inauguración no es casual ya que fue el día escogido hace años en el que miles de malagueños se echaron a la calle para reclamar que este Palacio se convirtiera en lo que ya es: sede de su museo y orgullo Málaga.

La encargada de arrancar el acto de bienvenida fue la directora del Museo de Málaga, María Morente, durante el cual, un cuarteto de cuerda de la Joven Orquesta Provincial de Málaga ha interpretado 'Andante', del compositor Eduardo Ocón, cuyo hermano, Emilio Ocón, fue uno de los pintores representativos de la escuela malagueña del XIX, y que cuenta con piezas en este museo de Málaga, hermanando la pintura y la música. 

Al día siguiente, 13 de diciembre, el museo abrió oficialmente sus puertas a los ciudadanos y visitantes que quisieron adentrarse en la que es la quinta pinacoteca más grande de España. De este modo, los ciudadanos pueden apreciar ya obras como 'Los Gladiadores' o 'La meta sudante', de José Moreno Carbonero; o uno de los más espectaculares: 'Anatomía del corazón', de Enrique Simonet, que también deja otros cuadros como 'El juicio de París' que podrán ser contemplados en el Museo de Málaga, que tiene entrada gratuita para los ciudadanos de la Unión Europea y un coste de 1,50 euros para los de otras nacionalidades. El Museo de Málaga permanece abierto de martes a sábado de 09.00 a 20.30 horas y domingos y festivos de 09.00 horas a 15.30 horas, cerrando los lunes.

El Museo de Málaga abre tras el proceso de traspaso de la gestión a la Junta. La rehabilitación y adecuación museográfica del Palacio de la Aduana, desarrollada por la Administración central entre 2009 y 2014, incluyó la dotación de 4.456 metros cuadrados de espacios expositivos. En ellos se muestran 2.700 del total de 17.000 piezas, y obras que conforman la colección de las antiguas sedes de Bellas Artes y Arqueología, clausuradas en 1996 y 1997, respectivamente. La colección de Arte destaca, sobre todo, por la pintura del siglo XIX, con cuadros de Joaquín Sorolla, Federico de Madrazo, Vicente Palmaroli, Enrique Simonet, Francisco Domingo Marqués, Emilio Sala, Martínez Cubells, Jiménez Aranda, Juan Antonio Benlliure y Enrique Mélida. A ellos se suman obras representativas de la producción malagueña, especialmente de pintores como José Gartner, Emilio Ocón, Bernardo Ferrándiz, José Denis Belgrano, Fernando Labrada, Antonio Muñoz Degrain, José Moreno Carbonero, José Nogales o Enrique Simonet. Del siglo XX sobresale la producción de vanguardia de José Moreno Villa y la colección de obras de Picasso procedentes del Legado Sabartés, así como la muestra de arte local de las generaciones de los años 50 y 80.

Como obras singulares por su especial valor, destacan en la colección del Museo de Málaga las pinturas 'Ecce Homo' y 'Dolorosa', de Luis de Morales; 'San Francisco de Asis', de Murillo; 'Bebedor vasco', de Joaquín Sorolla; 'El viejo de la manta', de Picasso; 'Esclava en venta', de José Jiménez Aranda; 'El milagro de Santa Casilda', de José Nogales, y 'Anatomía del corazón', de Enrique Simonet, además de esculturas como 'Cabeza de San Juan de Dios', de Fernando Ortiz, o 'San Antón', de Pedro de Mena.

En el Museo de Málaga se explican las colecciones que a lo largo del tiempo han ido depositándose en esta institución histórica y que permiten conocer y reflexionar sobre muchos momentos de la historia de Málaga y su provincia. Se aparta, por tanto, de las tendencias consagradas en otros museos similares, en tanto que se establecen como eje central del discurso expositivo las colecciones, con su origen y periplo hasta el momento en el que cada obra se presenta al visitante mostrando sus valores históricos y artísticos. 

El Museo de Málaga no cuenta una historia lineal ni intenta mostrar con otras colecciones los vacíos de la historia, sino que explica el porqué de dichas ausencias en determinadas épocas, respondiendo así a la historia singular del territorio malagueño. La información se ofrece en diversos soporte: textual, gráfico, audiovisual e interactivo, aptos para distintos niveles de dificultad. Todos ellos pretenden ofrecer una presentación atractiva de las colecciones y las complementa con un lenguaje escrito, gráfico y visual de calidad.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión