La escuela de Londres

La cultura sigue siendo un poderoso atractivo para el turismo y, acorde con la recién inaugurada marca 'Málaga, ciudad de los museos', el Museo Picasso de Málaga acoge hasta el próximo 17 de septiembre, una exposición que reúne 90 obras de la denominada 'Escuela de Londres', etiqueta que no acaba de ser aceptada ni por historiadores del arte ni por los propios artistas, aunque fue una corriente que supuso el retorno a una figuración no académica después de un largo periodo de culto a la abstracción y lo conceptual. La exposición, organizada por Tate London con la colaboración del Museo Picasso Málaga y el patrocinio de CaixaBank, está encabezada por los famosos Francis Bacon y Lucian Freud, a los que secundan Michael Andrews, Frank Auerbach, David Bomberg, William Coldstream, Ronald B. Kitaj, Leon Kossoff, Paula Rego y Euan Uglow.
Así, en la década de los 50 del pasado siglo, este grupo de pintores que compartían inquietudes y que estaban interrelacionados por vínculos de amistad y admiración mutua, exploraron la apariencia y la fragilidad del cuerpo con la ciudad de Londres como entorno circundante. A partir de la plasmación de la figura y de su propio paisaje cotidiano, estos artistas transmitieron la delicadeza y vitalidad de la condición humana y desarrollaron simultáneamente nuevos enfoques y estilos, reinventando su modo de representar la vida con una marcada individualidad y dotando a la pintura de una inusitada intensidad.

Esta exposición aúna la contundente soledad de Francis Bacon, la turbación carnal de Lucien Freud, las preocupaciones existenciales de Michel Andrews, la pintura tridimensional de Frank Auerbach, la fuerza emocional de David Bomberg, la rigurosa medición de William Coldstream, la multiplicidad de Ronald B. Kitaj, la visceralidad de Leon Kossoff, la subversión de Paula Rego y la proporción de Euan Uglow. Estos artistas coincidieron en Londres, donde se relacionaron y expusieron, desarrollando disciplinadamente sus propios estilos y actitudes existenciales con un denominador común: la reivindicación de la figuración frente a la abstracción dominante, lo que si bien obtuvo desde sus inicios el reconocimiento de la crítica, el del público tardó más en llegar.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión