El amor por las tablas

Tras el cierre del 34º Festival de Teatro de Málaga, esta cita ha alcanzado el tercer mejor dato de su serie histórica, incluso con menos funciones que en el año pasado. Esto es: ha recibido a cerca de 19.500 espectadores y ha superado las cifras de la pasada edición.

Miles de espectadores que han disfrutado de obras como Reina Juana, El padre, Invencible, La asamblea de las mujeres, la Medea de Aitana Sánchez-Gijón, los diez pases de Hambre y varios infantiles, logrando un lleno casi absoluto. La última función del festival acabó con David García-Intriago, el juglar de Hambre, lanzando al entregado público una súplica entre imperativa y cómplice: amad el teatro, cuidad nuestra cultura, amad el conocimiento, sed libres. Una súplica que quedó como un epílogo. Poco antes, Aitana Sánchez-Gijón había deslumbrado con el impresionante ritual de pasión de una sencilla pero espléndida Medea Ambos espectáculos se encuentran entre los que han concitado el aplauso del público y la unanimidad de los cronistas, y que han ayudado a que la edición de este 2017 alcance cifras más que notables: el tercer mejor dato de su serie, sólo superado por las ediciones que incluían un gran musical en su cartel (el 31, en 2014, con ocho pases de Grease, y el 28, en 2011, con siete funciones de Chicago).

Así, las 69 funciones de los 48 espectáculos programados entre el 7 de enero y el pasado 12 de febrero congregaron a un total de 19.407 espectadores, casi un 3% más que en la pasada edición, que recibió a 18.862 personas pero repartidas en más funciones (un total de 88). La Reina Juana interpretada magistralmente por Concha Velasco, la lección de profesión de Héctor Alterio en El padre, la sátira encabezada por Maribel Verdú en Invencible, La asamblea de las mujeres, una revolución femenina liderada por Lolita y dirigida por Echanove, y el infantil Juan sin Miedo lograron el lleno en el Teatro Cervantes. De ese modo, 15.262 butacas se ocuparon en el edificio de Gerónimo Cuervo, al tiempo que el Teatro Echegaray recibió a 3.745 personas y el Hotel Vincci Posada del Patio contó por lleno absoluto los diez pases de Hambre, un torbellino de propuestas ingeniosas que ha incluido teatro, música y cena (400 espectadores-comensales). El festival, organizado por el Teatro Cervantes de Málaga, ha contado con la colaboración de la Obra Social ‘la Caixa’ y Centro Porsche Marbella, entre otros.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión