Cita con el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo

Coincidiendo con su 25º aniversario, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) ha organizado para estos meses distintas exposiciones. 

La muestra dedicada a este cuarto de siglo trabajando en pro de la cultura busca indagar en cómo el presente se encuentra en el pasado, mediante diálogos y confrontaciones de una selección de obras de las dos colecciones que conserva el CAAC: la vinculada a su historia (compuesta por restos arqueológicos, cerámicas, esculturas y pinturas) y la de arte contemporáneo, que se exhiben conjuntamente en la denominada 'Zona Monumental', la que mejor conserva el recuerdo de la historia del emblemático edificio.

Entre los artistas presentes en esta muestra se encuentran Pilar Albarracín, Andrea Blum, Louise Bourgeois, José Manuel Broto, Pedro Duque Cornejo, Valie Export, Andreas Fogarasi, Mariajosé Gallardo, Cristina Iglesias, Valeriano López, Reinhard Mucha, Agustín de Perea y Juan de Valencia, Txuspo Poyo, Martha Rosler, Antoni Tàpies e Isidro De Villoldo.

Hasta el 17 de abril del año que viene se puede ver esta exposición, que, tal y como señala el profesor norteamericano Andreas Huyssen "si la Modernidad fue impulsada por lo que podría denominarse como “futuros presentes, la Postmodernidad estaría caracterizada por los pretéritos presentes”.

Esta última noción es empleada en esta exposición, que nace de una realidad que, lejos de ser una oposición, es un complemento a esta institución: el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo tiene su sede en un complejo edificio que no sólo es un Bien de Interés Cultural, sino que forma parte de la Historia y está cargado de historias. El presente, el arte actual, producido en las últimas décadas, se muestra en un recinto del pasado que ha modificando sus funciones con los siglos. 

Ha sido ermita franciscana, monasterio cartujo desde 1399, cuartel militar durante la invasión napoleónica, fábrica de cerámica de 1841 a 1982, pabellón real durante la Exposición Universal de Sevilla de 1992, posteriormente conjunto monumental y, definitivamente, centro de arte contemporáneo desde 1997.

Aunque la Desamortización llevó a que sus principales obras de arte salieran de los muros de La Cartuja, algunas de ellas permanecieron, se recuperaron o volvieron con el tiempo. 

Así, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo no sólo es el encargado de conservar y mantener este amplio conjunto monumental, sino que también tutela la colección vinculada a su rica y variada historia.

Esta muestra busca indagar cómo el presente se encuentra en el pasado: no sólo es que parta de él, que hunda ahí sus raíces, sino que, mediante diálogos y confrontaciones de obras de las dos colecciones que conserva el CAAC, expuestas en la denominada Zona Monumental -aquella que más conserva el recuerdo de la historia del edificio- pensemos que, como advierte Huyssen, “la memoria siempre es transitoria” y, en tanto que cuestión pública, “está sometida al cambio -político, generacional e individual".

Además, actualmente, en el CAAC se pueden ver otras dos exposiciones: la del austriaco Oliver Ressler, hasta el 10 de enero, y la de María Cañas, hasta el 11 de octubre. 

Esta última reúne una amplia selección de obras de la creadora sevillana que se define a sí misma como "saqueadora de iconos y generadora de relatos 'glocales' (globales+locales) a contracorriente", como una artista que practica la “videomaquia”; esto es, "el arte de lidiar y reciclar todo el 'detritus audiovisual' que nos rodea". 

De este modo, Cañas nos invita a transitar por los fascinantes territorios del cine de metraje encontrado a través de sus 'video-collages' satíricos.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión