La eficiencia como parte del futuro

El aprovechamiento máximo de la energía es parte fundamental de la sostenibilidad ecológica de Andalucía y del resto del mundo. La preocupación por mantener un crecimiento sostenible es cada vez mayor en todos los actores sociales que componen esta industria porque el futuro de la misma pasa por hacer que el destino se mantenga así el máximo tiempo posible, si no para siempre, sin que exista un detrimento de la calidad del mismo. Es por ello que la Junta de Andalucía lleva años poniendo en marcha proyectos cuya meta es ésta: mantener el equilibrio entre medio ambiente y turismo. Un objetivo de esos que parecen inalcanzables, pero hacia el cual hay que estar constantemente avanzando.

 

En vista a esto, a mediados del mes pasado tuvo lugar la jornada 'Eficiencia energética y uso de energías renovables: oportunidad para el sector turístico'. En dicha cita se presentaron los incentivos ofertados para este año que estamos a punto de inaugurar para la adopción de distintas medidas de mejora energética con ayudas comprendidas entre el 30 y el 65% de la inversión.

 

Así, el objetivo de la jornada fue el de mostrar a las empresas turísticas andaluzas el gran potencial de ahorro energético y las posibilidades que presenta el uso de las energías renovables en el desarrollo de sus actividades empresariales. Organizada por la Agencia Andaluza de la Energía, esta cita estuvo presidida por los consejeros de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero; y de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández; y a ella asistieron personalidades como el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón. 

 

De este modo, las microempresas, pymes y autónomos del sector turístico andaluz pueden acogerse al Programa de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía, 'Andalucía es más', que gestiona la Agencia Andaluza de la Energía y que apoya acciones como la renovación exterior de edificios (en la que además del aislamiento térmico se consigue una mejor y más moderna imagen de los mismos), la utilización de cubiertas vegetales y otras soluciones bioclimáticas, el uso de eco materiales, sistemas de refrigeración eficientes, infraestructura de recarga de vehículos eléctricos que suponen una oportunidad de dotar al establecimiento de unas instalaciones cada vez más demandadas por los clientes… O en empresas de mayor tamaño, la implantación de sistemas de gestión energética que les permitirá la mejora continua y sistemática del desempeño energético de los edificios e infraestructuras. 

 

Y es que, como dijo el consejero Javier Carnero, el sector turístico se enfrenta hoy en día al "gran reto" de conjugar competitividad y reducción de costes con el cuidado al medio ambiente, por lo que "la inversión en actuaciones de eficiencia energética y energías renovables redundará, no sólo en disminuir su consumo de energía, sino en incrementar su calidad y hacerlo más competitivo". 

 

Para Carnero "es necesario que cualquier actuación energética se encamine a la optimización de los recursos, implementando las energías renovables y asegurando un mayor respeto por el entorno", 

 

Hay que tener en cuenta que en el año 2016 el consumo de electricidad de la hostelería en Andalucía supuso el 18% del consumo total de electricidad del sector servicios. Se trata así de uno de los costes principales de su negocio, entre un 3% y un 6% de los gastos de explotación, por lo que el ahorro de energía puede contribuir de manera significativa a la reducción de costes.

 

Por su parte, el consejero Fernández incidió en que este programa de incentivos representa el apoyo de la Junta por "mejorar la capacidad de respuesta del sector en la construcción de una industria turística cada día más competitiva y por ayudar a sus protagonistas a asumir los cambios que tenemos que acometer para ser más eficientes". 

 

El consejero de Turismo y Deporte destacó también como reto de esta actividad de cara al futuro la sostenibilidad turística, que considera "la mejor garantía para la supervivencia de cualquier destino", siendo esta sostenibilidad el equilibrio en cuanto a los efectos económicos del turismo, su impacto social y las implicaciones que produce en el medio ambiente. 

 

Apoyo continuo al sector

 

El nuevo programa de incentivos supone una continuidad al apoyo dado a la mejora energética en el sector turístico por parte de la Junta. Estas ayudas se suman a los 4,5 millones de euros concedidos en las anteriores órdenes a más de 900 proyectos que consiguieron movilizar una inversión privada cercana a los 17 millones de euros, y que están permitiendo un ahorro anual superior a los 2 millones de euros y evitar más de 12.300 toneladas anuales de CO2. Así, gracias a estas ayudas se pusieron en marcha 400 instalaciones de biomasa y más de 7.000 metros cuadrados de nueva superficie de captación solar, lo que evidencia el interés del sector turístico por estas tecnologías.

 

En la provincia de Málaga, se concedió un millón de euros a 125 proyectos que supusieron una inversión privada de 3,4 millones de euros, lo que está permitiendo un ahorro anual cercano a 350.000 euros y evitar 2.400 toneladas de CO2 anuales. De la nueva orden se han recibido hasta el momento 78 solicitudes para proyectos en el sector, con un incentivo de 1,9 millones de euros. El interés de las empresas malagueñas ha sido notable, ya que 32 solicitudes corresponden a la provincia, con un incentivo de más de medio millón de euros.

 

En cuanto a las medidas puestas en marcha tras estas jornadas, en el aspecto de la iluminación, se incentiva la eliminación de barreras a la luz natural, acompañada de un rediseño y reforma del sistema de iluminación; la renovación de instalaciones de iluminación interior por otros de mayor eficiencia energética, con lo que se consigue ahorro de energía y una mejor iluminación de los espacios de trabajo o de servicio a los clientes; y también la renovación de rótulos e iluminación exterior y de los edificios, así como la iluminación arquitectónica, aprovechando las posibilidades de la iluminación decorativa y funcional para poner en valor los espacios turísticos con un cuidado diseño de la luz. La Asociación Profesional de Diseñadores de Iluminación (Apdi) explicó el valor añadido de la mejora energética y algunos casos prácticos de 'proyectos contract' (singulares) mediante iluminación de espacios turísticos. 

 

Con los incentivos que gestiona la Agencia Andaluza de la Energía se pretende potenciar el uso de energías renovables, apoyando actuaciones como la instalación de grandes sistemas solares térmicos o de instalaciones térmicas que prestan servicio de climatización y generación de agua caliente sanitaria usando una combinación de energías renovables. Los posibles beneficiarios pueden optar por el autoconsumo de electricidad o microgeneración, con instalaciones aisladas o conectadas a la red eléctrica, de más de 10 KW de potencia en las que gran parte de la energía autogenerada se usa en el propio edificio. Además de la autosuficiencia energética, esta actuación contribuye a una imagen del edificio más verde y comprometida con el entorno. También se pueden realizar actuaciones que incidan en la gestión y el seguimiento energético, incluyendo la centralización de las instalaciones o el uso de TICs para la optimización energética. Otra opción es instalar equipos o sistemas para la medición y seguimiento del consumo, que permiten conocer el desempeño energético como un primer paso para mejorarlo. 

 

Existen así multitud de opciones que el sector turístico puede realizar con el Programa para el Desarrollo Energético Sostenible de la Junta, con incentivos que van desde el 30% hasta el 65%, ya que al tratarse de un sector del ámbito de especialización inteligente de Andalucía, cuenta con mayores porcentajes de ayuda respecto a otros.

Comentarios

    No hay ningun comentario.

Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debe ser usuario registrado. Crea una cuenta o inicia sesión